Organizaciones sociales reclaman medidas urgentes para las personas en situación de calle

Se terminó el «Operativo», pero no el frío

Pese a que continúan las bajas temperaturas, el Gobierno porteño decidió no extender el plazo de vigencia del Operativo Frío ni reforzar la asistencia a las personas en situación de calle, que cada vez son más en la Ciudad.

Cuando el Gobierno porteño dio por terminado el Operativo Frío, una decena de familias que encontraban refugio de las bajas temperaturas en uno de los containers de emergencia montado en el Parque Avellaneda, tuvieron que pasar la noche frente al Cesac 13. La foto de las familias, tomada por militantes del Frente de Todos en la Comuna 9 y viralizada en las redes, expuso hasta dónde el Ejecutivo que conduce Horacio Rodríguez Larreta es capaz de desoír el reclamo cada vez más creciente de las organizaciones que trabajan para darle una solución de fondo a la problemática.

«Todos los años, durante las tres gestiones del macrismo pasó exactamente lo mismo: termina el Operativo Frío y no hay una política para las personas en situación de calle. Y al día de hoy todos los paradores y centros de día están abarrotados de gente, así que quedan a buena suerte», dijo a El Grito del Sur el referente de Proyecto 7, Horacio Ávila.

Tras la difusión de los números que arrojó el último Censo Popular, de 7251 personas en situación de calle, y del fallo histórico de la jueza María Elena Liberatori que obliga al Gobierno porteño a tomar medidas de urgencia para paliar la problemática, las organizaciones sociales y representantes del Consejo Económico y Social de la Ciudad fueron convocados a una negociación con el Ejecutivo conducido por Horacio Rodríguez Larreta. Las organizaciones exigieron la apertura de nuevos centros de atención como parte de políticas interministeriales (IVC incluido) que impliquen una salida transitoria en el marco del subsidio habitacional que maneja (muy mal) el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat.

«Nuestra postura es que, si bien son necesarias las políticas de emergencia como el Operativo Frío -aún con sus limitaciones-, necesitamos una política integral y concreta. En ese marco, los paradores no son válidos como alternativa. Hay que avanzar en soluciones para que los compañeros y las compañeras puedan dar los pasos necesarios con el objetivo de salir definitivamente de la situación en la que están», describió Ávila y remarcó que, a diez años de la sanción de la ley 3706 de Protección y Garantía de los Derechos de las Personas en Situación de Calle, el Gobierno no cumple con la mayoría de las obligaciones asentadas en sus artículos.

En el mismo sentido se expresaron un conjunto de organizaciones que hace meses vienen desarrollando ollas populares para visibilizar la problemática. «Desde las organizaciones que venimos hace años recorriendo las calles, decimos BASTA y exigimos que el gobierno implemente políticas públicas integrales que solucionen el problema de fondo», reza el comunicado que firmaron, entre otras, el Comedor de Barrancas “el Gomero”, Sopa de letras, No Tan Distintas, Asamblea Popular Plaza Dorrego, Abrigar Derechos y Acción Personas en Situación de Calle Comuna 10.

«Que empiece septiembre no quiere decir que ya no haga frío, inclusive en la primera semana se registraron temperaturas muy bajas y aumentó la probabilidad de lluvias en los próximos días. Además, que sea primavera no incluye la posibilidad de comer todos los días, de pegarse una ducha o de conseguir un trabajo. Las personas en situación de calle no se mueren ni por frío, ni por calor, se mueren por desidia del Estado», advirtieron.