La lucha de les agentes de tránsito por la dignidad

Un fraude laboral que no se sabe dónde termina

Les agentes de tránsito volvieron a concentrarse hoy en el Obelisco bajo la premisa del fin de la precarización laboral a la que son sometidos.

“Queremos que sepan que Santi está bien, se está recuperando. Entiende todo lo que está pasando, la lucha de todos. Hoy se despertó y me pidió un beso”, se escuchó en plazoleta del Obelisco pasadas las cuatro de la tarde y les trabajadores y trabajadoras de Control de Transito del Gobierno porteño festejaron con aplausos y haciendo sonar los silbatos y los bombos. Las buenas noticias llegaban desde el Hospital Fernández, donde Santiago Siciliano, víctima del mismo accidente que mató a Cinthia Choque hace dos semanas, permanece internado y en recuperación, ya despierto del coma.

La portadora de la buena nueva fue Rocío, su novia, recibida en la nueva edición de la “marcha de los chalecos” como una más. “Es que acá, pese a las diferencias que hay y los roces y la política, está nuestra unidad para pedir justicia por Cinthia y por Santi y para que todos, y digo todos, pasemos a planta permanente. Y en esto somos como una familia”, explicó a El Grito del Sur Jessica, agente de tránsito de los fines de semana turno noche, el mismo horario que cumplía Cinthia.

Fotos: Nicolás Cardello

Precisamente para eso, para el pase a planta, les trabajadores y trabajadoras del Cuerpo de Tránsito volvieron a tomar una medida de fuerza esta tarde. Un grupo en la calle, sobre el Obelisco, y otro dentro de la Defensoría del Pueblo, que hizo de mediadora entre las partes, con el Gobierno porteño del otro lado de la mesa. La reunión, tensa, duró más de tres horas, y la concentración lo mismo. El resultado fue que finalmente pasarán a planta transitoria las camadas ingresadas en 2013, 2014 y 2015, a partir del 1 de enero de 2020. Primero lo harán los supervisores, luego los agentes.

Ayer, los jefes de la Dirección de Tránsito y el secretario general de SUTECBA, Amadeo Genta, firmaron un acta paritaria donde el Gobierno porteño se comprometía al mismo acuerdo que se cerró hoy. La gran mayoría de los agentes organizados resisten ese acuerdo porque no contempla a todos. Fuentes gremiales aseguraron a este medio que discutirán nuevas medidas de fuerza.

Fotos: Nicolas Cardello

El problema que traba la negociación lo describió el titular de La Alameda, Gustavo Vera: «Un agente de tránsito, para labrar el acta de una multa a un automovilista, debe tener rango de funcionario público. Por eso no sólo es una estafa para los trabajadores, que trabajan de inspectores pero no cuentan con los derechos de tales porque son monotributistas, sino también para los automovilistas, que pueden denunciar en masa al gobierno por multas truchas. Es de una ilegalidad absoluta. Una situación similar a la de Cromañón, cuando había cientos de inspectores truchos y precarizados. Tiene que haber una solución política», aseguró.