Crisis climática

«Esta lucha no se agota en la ley ni en el Congreso»

El proyecto de ley de Presupuestos Mínimos para la mitigación y adaptación del Cambio Climático, presentado en el Senado por Fernando "Pino" Solanas y elaborado por el colectivo Jóvenes por el Clima, fue aprobado junto a una batería de leyes tratadas el miércoles en la Cámara de Diputados.

Luego de meses intensos de lucha en las calles, en despachos de diputades y en el propio recinto del Congreso, desde Jóvenes por el Clima y distintos colectivos que vienen abordando la problemática de la crisis climática pudieron celebrar la aprobación del proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos para la mitigación y adaptación del Cambio Climático. Lo que empezó el 15 de marzo de este año con la primera Marcha Mundial por la Crisis Climática, que reunió a más de cinco mil personas frente al Congreso de la Nación, vio florecer una de sus primeras victorias. «Es importante haber terminado este año con la aprobación de este proyecto porque es una ley necesaria para pensar en un abordaje sistémico de la cuestión ambiental y no en medidas de rédito político automático que no solucionan cuestiones de fondo», dijo Mercedes Pombo, referenta de Jóvenes por el Clima, en diálogo con El Grito del Sur.

Foto: Julián Galán

El proyecto de ley aprobado por la Cámara Baja contaba ya con media sanción del Senado luego de que fuese aprobado en julio de este año, en la misma sesión en la que el Congreso declaró la Emergencia Climática en nuestro país. «El objetivo principal del proyecto es que haya un Plan Nacional en materia ambiental y que las políticas públicas y privadas estén atravesadas de manera transversal por una perspectiva ambientalista, para lo que crea un Consejo asesor que funciona a modo de órgano consultivo y es tutelado por representantes de la comunidad científica y de un tercer sector (pueblos originarios y organizaciones ambientales)», explica Pombo en relación al proyecto elaborado y presentado junto al senador Fernando «Pino» Solanas.

«Es un proyecto bastante amplio que en el plano de la adaptación regula desde los recursos hídricos hasta la administración de espacios verdes y la construcción urbanística; y en el plano de la mitigación refiere más específicamente a las emisiones de gas invernadero de Argentina», continúa. La normativa crea además una comisión interministerial que se propone articular entre las distintas órbitas gubernamentales, generando así una mayor coordinación entre las esferas nacionales, provinciales y municipales que permita llevar adelante la aplicación correcta de las medidas necesarias para paliar la crisis climática.

Foto: Julián Galán

Pero esto no implica ningún cierre ni detenimiento de la lucha que vienen dando -principalmente- miles de jóvenes en todo el planisferio. Luego de una multitudinaria movilización el pasado 27 de septiembre, en el marco de la 3º Marcha Mundial por la Crisis Climática, Jóvenes por el Clima y otros colectivos que desde hace tiempo vienen visibilizando la problemática se preparan para llevar adelante la 4º marcha internacional que se dará cita el viernes 29 de noviembre en la Ciudad de Buenos Aires y en las principales ciudades del país y el mundo.

«Ahora hay que insistir para que se implemente. Esta es una ley que necesita una reglamentación posterior, por ejemplo, en lo que respecta al presupuesto y sin eso va a ser muy difícil que se aplique», plantea la referenta del colectivo juvenil. Y agrega: «Es una lucha que no se agota en la ley ni en el Congreso, sino que se necesitan políticas públicas que excedan esta instancia y para eso también se necesita de una ciudadanía que reclame por estas cuestiones y dirigencias que sepan interpretar este reclamo».

Foto: Julián Galán

Por último, a modo de balance del vertiginoso camino recorrido que lleva esta pelea, Mercedes Pombo concluye: «Es importante haber terminado este año con la aprobación de este proyecto porque es una ley necesaria para pensar en un abordaje sistémico de la cuestión ambiental y no en medidas de rédito político automático que no solucionan cuestiones de fondo».