Larreta volvió a la carga

Ordenaron la mudanza y el cierre del Jardín del Ramos Mejía

Luego de una larga lucha en defensa del Jardín del Ramos Mejía, la directora del Área de Inicial, Susana Basualdo, dispuso la mudanza y el cierre de la institución.

En marzo la victoria de la comunidad educativa logró obtener un fallo judicial que obligaba al Gobierno de la Ciudad a reabrir la salita del lactario del Ramos Mejía que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Educación Soledad Acuña pretendían cerrar. Sin embargo, desde hace un tiempo las autoridades porteñas amenazaron con volver a arremeter contra el Jardín Nº 6, ubicado en el barrio de Balvanera. En numerosas ocasiones a lo largo del año, la comunidad educativa volvió a organizarse para detener los ataques a la escuela, un objetivo que lograron alcanzar y sostener hasta el día de hoy.

Foto: Abril Pérez Torres

Luego de varias idas y vueltas, el Gobierno porteño se disponía esta mañana a mudar la institución, cuando fue frenado por la presión ejercida por la comunidad educativa junto a los vecinos y las vecinas del barrio. «A pesar de la presión que ejerce el Ministerio de Educación para que se realice la mudanza, en estos momentos se está descargando todo nuevamente y volviéndolo al interior del jardín bajo la guardia de lxs trabajadorxs», comunicaron les docentes de la escuela cerca del mediodía.

Foto: Abril Pérez Torres

Pero esto no duró mucho, apenas una hora más tarde, el panorama había cambiado y trabajadores, trabajadoras, vecinos, vecinas y familias se declaraban en estado de alerta puesto que, por decisión de la Directora del Área Inicial, Susana Basualdo, se ordenó la mudanza y cierre del Jardín del Ramos Mejía, un colegio que alberga a decenas de estudiantes. Además, durante el cruce que se generó por la inminente mudanza del edificio, no se le permitió la entrada a las legisladoras que estaban en el lugar defendiendo el jardín y expresando su solidaridad con la lucha de docentes y familias.