¿Cómo pasa la cuarentena uno de los grupos más postergados?

El colectivo travesti-trans teje redes de solidaridad frente al aislamiento

En tiempos de coronavirus, las desigualdades estructurales que sufre el colectivo travesti-trans se agravan por la imposibilidad de trabajar. Por eso, desde el Bachillerato Trans Mocha Celis crearon un programa de Donantes Amigues y Madrines/Padrines que recibe donaciones.

“Romantizar la cuarentena es un privilegio de clase”, dicen las fotos que circulan por redes sociales y sin duda lo es, ya que mientras algunes aprovechan el tiempo libre para estar en pantuflas viendo Netflix, otres encuentran en el aislamiento social un recrudecimiento de su vulnerabilidad.

Las personas travestis y trans son uno de los grupos más castigados de la sociedad. En nuestro país, la expectativa de vida de este colectivo ronda los 35-40 años y, según la Agencia Presentes, solo el 18% ha tenido acceso a trabajos formales. En este momento, a las desigualdades estructurales se le suma que, como la mayoría se dedica al trabajo sexual, la cuarentena obligatoria significó la imposibilidad de generar ingresos. Por eso, desde el Bachillerato Trans Mocha Celis crearon una campaña para conseguir recursos y mercadería para los compañeros y las compañeras que se encuentran en situación de inminente riesgo habitacional, de recursos y de salud.

Fundado a fines del año 2011 la Mutual Sentimiento, el Mocha Celis es el primer bachillerato trans de América Latina. Actualmente asisten 130 personas entre mujeres y varones trans, travestis, no binaries y vecines de la zona. “El Mocha” funciona como una institución secundaria pública y gratuita con un plan de estudios de 3 años que, una vez finalizado, otorga el título oficial de Bachiller Perito Auxiliar en Desarrollo de las Comunidades. Además, se les ofrece a quienes no lo hayan hecho la articulación para terminar los estudios primarios.

Andrea Alcalde es docente de la materia Proyecto Formativo Ocupacional en el bachillerato y, en diálogo con El Grito del Sur, explica: “Como sabemos que la mayoría de la población trans ejerce el trabajo sexual y con la cuarentena no pueden hacerlo, desde la escuela pensamos qué mecanismos de contención podíamos generar. Nos pusimos en contacto con el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad que, en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social, consiguió que el plan “Ellas hacen” se extienda a mujeres y varones trans. Sin embargo, sabemos que eso significa mucha burocracia y que va a pasar tiempo hasta que puedan cobrarlo”.

Andrea sabe que el mientras tanto significa poner en riesgo la salud, la vivienda e incluso la vida de muches integrantes de esta comunidad, y por eso lanzaron la propuesta de “Donantes Amigues” y “Madrines y Padrines de Urgencia”. El programa consta de que cada Amigue Donante haga una colaboración única e irrepetible con un monto sugerido de $100 para sostener la compra de artículos de primera necesidad. Luego les Padrines y Madrines de Urgencia se encargan de llevarlos a les compañeres más cercanos a su domicilio, dentro del protocolo estrictamente permitido por la cuarentena.

Mercadería entregada

“Hicimos un mapeo de cuántas personas en Capital Federal iban a necesitar ayuda. Hay sectores a los que nos cuesta llegar. Sabemos que la mayoría vive en hoteles y están teniendo conflictos, porque los dueños quieren echarles si no pueden pagar. La idea es mejorar lo máximo esta difícil situación”, asegura Andrea.

Sin embargo, la cuarentena no es el único conflicto con el que se enfrenta “El Mocha”. A principios de año, el bachillerato no pudo comenzar su ciclo lectivo por falta de fondos. “Si bien nosotres no pagamos alquiler, en la mutual hay un costo de expensas que se fue incrementando en los últimos años. En un momento se nos volvió imposible sostener esa cuota porque el único financiamiento que tenemos es el salario que cobran algunes docentes de parte del Ministerio de Educación. En total somos 50 personas, entre docentes, directivos, psicólogues y trabajadores sociales; de esos sólo 20 un cobran sueldo, es decir que muches van a trabajar gratis. Les que cobran aportan parte de sus sueldos a la institución. Con eso y con las fiestas que organizamos pagamos las expensas, el internet, compramos materiales y artículos de limpieza. Pero la situación se volvió insostenible y no pudimos empezar las clases. Es terrible porque a una población sumamente excluida no se la puede privar del derecho a la educación”.

 

 

🦄 Si te interesa ser Madrine/Padrine de Urgencia, escribí al 011 6353 2927 o al 011 6443 6950 📲
💸 Para colaborar por MercadoPago desde la app envía dinero a maryanne.lettieri@gmail.com
💳 Para colaborar mediante transferencia bancaria, los datos son:
CBU: 0000003100082842108579
Alias: bachimocha
Titulares: Procachini Maryanne
CUIL: 20325534606
Una vez hecha la transferencia, enviá un mail con el comprobante a cooperadora@bachilleratomochacelis.edu.ar