Carolina Pedelacq

«Distribuir mejor la riqueza tiene en sí mismo una perspectiva de género»

La concejala de San Martín del Frente de Todos, Carolina Pedelacq, presentó un proyecto de ley destinado a la creación de un fondo de ayuda sanitaria y alimentaria para los barrios más castigados por la crisis de la pandemia. Éste propone solventarse a través del cobro de una tasa solidaria a los bancos e hipermercados.

La expansión del COVID-19 derivó en la imposibilidad para muchos y muchas de obtener ingresos. En ese marco, la concejala Carolina Pedelacq (Frente de Todos) presentó un proyecto en el Concejo Deliberante de San Martín para crear un fondo de ayuda sanitaria y alimentaria para barrios vulnerables. La propuesta busca solventarse a través del cobro de una tasa solidaria a bancos y cadenas de hipermercados de San Martín con el objetivo de ser destinada a la red de asistencia alimentaria y sanitaria para los sectores más vulnerables del distrito.

Esta iniciativa se enmarca en que la mayoría de los bancos incrementaron sus ganancias en los últimos años, llegando inclusive hasta un 191% en el caso del Banco Galicia durante 2019, y en que los hipermercados continuaron abiertos en su carácter de «servicio esencial», por lo que no sufrieron consecuencias económicas. Según un informe del INDEC, este tipo de actividades incrementó sus ventas a lo largo de mayo en un 62.80% respecto al mismo periodo del año pasado.

En diálogo con El Grito del Sur, Pedelacq afirmó que “los bancos han tenido un crecimiento exponencial en sus ganancias durante los años del macrismo, y es momento que junto a otros sectores, hagan su aporte para salir adelante. Si lxs que nada tienen lo comparten todo, es hora que los que tienen todo aporten algo”, explicó la concejala feminista, quien además aseguró que lo recaudado será destinado a la adquisición de equipamiento sanitario, elementos de protección y seguridad, medicamentos y alimentos para los que peor la están pasando durante el aislamiento.

Carolina Pedelacq

Además, contempla a aquellos y aquellas que no cumplen los requisitos para ser beneficiarios del Ingreso Económico de Emergencia (IFE), por ejemplo quienes cobran jubilaciones o les migrantes que llevan menos de dos años residiendo en el país.

Cuando se grita “La deuda es con nosotras”, es porque las mujeres, lesbianas, travestis y trans son las más perjudicadas en un sistema patriarcal que le da la espalda a las que menos tienen.  En un país donde la precarización laboral impacta en mayor medida sobre las mujeres, las medidas económicas no pueden pensarse sin una perspectiva de género. “La demanda de asistencia en relación a violencia de género también aumentó y, lejos de mirar para un costado, las mujeres se hacen cargo también de esa enorme tarea”, sostuvo Pedelacq. Por último, la también responsable provincial del Frente de Mujeres del Movimiento Evita aseguró: “Distribuir mejor la riqueza es en sí mismo una medida con perspectiva de género porque 90% de la asistencia social la realizan mujeres de nuestros barrios. Por eso decir ¨la deuda es con nosotras¨ también significa que la redistribución del capital tiene que ser con nosotras”.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Impulsan la «Ley Ramona» en reconocimiento de los trabajadores de la Economía Popular