Pandemia en CABA

El 56% de los casos porteños de COVID-19 se concentra en las comunas del sur

Las comunas 1, 4, 7 y 8 concentran más de la mitad de los casos de coronavirus detectados en la Ciudad de Buenos Aires. A más de tres meses del inicio de la cuarentena, con 35.869 casos confirmados y 646 fallecidos en todo el distrito, los indicadores geográficos muestran una realidad: el virus conoce de clases y se ensaña con los más pobres.

Que el coronavirus distingue de clases no es una novedad. El impacto inicial de la pandemia en las villas de la Ciudad de Buenos Aires, su rápida expansión y las deficiencias en el control dieron la pauta de que en lugares marcados por el hacimiento y la falta de acceso a los servicios públicos, cualquier virus se expande con mayor velocidad. A tres meses y medio del inicio de la cuarentena, los datos de contagios en la metrópolis porteña dan cuenta de las diferencias en el impacto de la pandemia según el barrio donde se viva.

De acuerdo con los últimos datos del Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, los casos confirmados de COVID-19 en las comunas 1, 4, 7 y 8 suman 20.393, lo que representa el 56% del total de casos confirmados, que hasta la fecha, asciende a 35.869. Asimismo, los datos que muestran la cantidad de contagios sobre 100 mil habitantes revelan claras diferencias geográficas y de clase: mientras en la Comuna 4 ya se superan los 2 mil casos, en la Comuna 12 -una de las zonas más pudientes de la Ciudad- la cifra se ubica por debajo de los 400.

A su vez, si se analiza la variable de contagios por barrios (cada 10 mil habitantes), los más afectados son Retiro, Villa Soldati y Barracas, tres zonas con fuerte presencia de villas y asentamientos. Precisamente, la alta tasa de contagios en Retiro -tal como asegura el informe del GCBA- se debe a la situación en la Villa 31. Si se midiera en cantidad absoluta de contagios, el barrio de Flores encabeza la fatídica tabla, concentrando 4454 casos confirmados, un 13% del total en la Ciudad de Buenos Aires.

Desde el Gobierno porteño agregan que las altas tasas de contagios también obedecen a la realización del Operativo Detectar en numerosas villas del sur de la Ciudad, lo que habría permitido una mayor capacidad de detección de la transmisión del COVID-19. Además de Flores, Villa Lugano, Balvanera, Barracas y Villa Soldati son los barrios que presentan la mayor cantidad de casos nuevos en términos absolutos.

Finalmente, después de varias semanas de reclamos por parte de las bancadas opositoras en la Legislatura y organismos como el Ministerio Público de la Defensa, el GCBA sancionó la aplicación de un «Protocolo de actuación ante sospecha y/o confirmación de COVID-19 en vivienda o espacios multifamiliares con baño y/o cocina compartida en contexto de pandemia». El objetivo del protocolo es la prevención del ingreso del virus a hoteles familiares a partir de la implementación de medidas sanitarias específicas, así como la minimización del riesgo de contagio en casos sospechosos o positivos.