Conflicto en Polka

El SATSAID se movilizó en defensa de los puestos de trabajo y contra el vaciamiento de la productora Polka

Trabajadores y trabajadoras de la productora Polka se movilizaron ayer a las puertas del Canal 13 para reclamar el pago de los salarios adeudados desde el inicio de la cuarentena obligatoria. Desde el sindicato SATSAID denuncian un intento de vaciamiento de la empresa que busca refundar un nuevo sistema de producción audiovisual apoyado en la flexibilización laboral.

La productora Polka, donde el Grupo Clarín posee el 55% del paquete accionario, continúa con su derrotero de incumplimientos salariales y violaciones a la legislación laboral vigente. Al inicio de la cuarentena obligatoria, los dueños de la productora decidieron dar por finalizada en forma unilateral la grabación de Separadas, la única ficción nacional que se emitía por la pantalla de Canal 13. Paralelamente, decidieron discontinuar el pago de salarios de 400 trabajadores y trabajadoras que se desempeñan en el sector.

Tras el fracaso de las reuniones en el ámbito del Ministerio de Trabajo y luego de la decisión determinante de la asamblea de accionistas de Polka de destinar dinero únicamente para indemnizaciones o retiros voluntarios, el Sindicato Argentino de Televisión Servicios Audiovisuales Interactivos y de Datos (SATSAID) se movilizó a las puertas de Canal 13 en defensa de los puestos de trabajo, con la consigna “No al vaciamiento de Polka, sí a la ficción nacional”. La manifestación contó con la presencia de Horacio Arreceygor, secretario general de SATSAID, y de varios referentes del Consejo Directivo del gremio. “Comenzamos con un camino de lucha y de protesta para resistir el cierre de la productora de ficción más grande del país”, afirmó Arreceygor.

Por su parte, Adrián Suar, la cara visible de la mega empresa audiovisual que supo cosechar sustanciosas ganancias durante los últimos años con sus exitosas series del prime time televisivo, reiteró abiertamente que no abonará los salarios que adeuda de mayo, junio y el medio aguinaldo de este primer semestre. En una carta dirigida a los trabajadores y las trabajadoras a mediados de junio, argumentó que apunta a una “reestructuración” de la industria televisiva nacional, que significa concretamente una reforma laboral en el sector. La evidencia está en los hechos: los propietarios de Polka buscan usar la pandemia como pretexto para llevar adelante la flexibilización que no pudieron lograr durante los años de gobierno macrista.

“Venimos a denunciar la cobarde extorsión de un grupo empresario mafioso, hablo del Grupo Clarín, que a través de Canal 13 es el dueño de Polka. Hablo de sus cómplices Adrián Suar y Fernando Blanco, quienes en la asamblea de directorio de accionistas de la semana pasada han tomado la decisión de hacer un aporte de capital, pero no para pagar los salarios adeudados, no para pagar el aguinaldo que nos deben, sino para desvincularnos, para echarnos”, proclamó entre bombos y platillos Pablo Storino, secretario de Cultura del SATSAID.  Y además agregó: “Lo que quieren, a través de la extorsión, es echar por la borda a todos los laburantes sobre los cuales se construyó el éxito de Polka Producciones durante los últimos 25 años. Años en donde acumularon muchísimos dólares y ahora dicen que no pueden solventar dos meses de pandemia”.