Por una comunicación feminista e inclusiva

Buscan que haya paridad en los medios de comunicación de la Ciudad

La presidenta de la Comisión de la Mujer de la Legislatura porteña, Laura Velasco, presentó un proyecto para establecer la paridad de género y la promoción de una representación justa, diversa e igualitaria en los medios de comunicación públicos y privados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La referenta de SOMOS y legisladora porteña por el Frente de Todos, Laura Velasco, presentó ayer un proyecto que busca establecer la paridad de género en los medios de comunicación televisivos, radiales, digitales y en formato papel del Sistema Integrado de Medios Públicos y medios privados de la Ciudad. Esta iniciativa se enmarca con las presentadas por Norma Durango y Mónica Macha, en la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados respectivamente. «El espíritu de este proyecto es reparar una desigualdad histórica y revertir una lógica patriarcal que obstaculiza el acceso laboral de mujeres cis, lesbianas, travestis, personas trans y no binarias a los medios de comunicación», explicó la autora del proyecto en diálogo con El Grito del Sur.

Según una investigación de la Asociación Comunicación para la Igualdad, el 64 por ciento de las personas que estudian comunicación son mujeres, pero éstas representan sólo el 30 por ciento del total de quienes trabajan en empresas periodísticas. En el mismo sentido, el Informe Global de Medios en Argentina dice que las mujeres representan, tanto en radio y televisión como medios gráficos, el 26,2% de los cargos ejecutivos en medios y el 26,8% en los puestos de profesional superior. «Es muy importante poder trabajar en la paridad en los medios de comunicación tanto públicos como privados, como en todos los ámbitos donde se toman decisiones y donde en definitiva se discute una representación más igualitaria en los espacios de poder», planteó Velasco.

Un relevamiento sobre la participación de mujeres cis y trans y la distribución de roles según su género en los programas radiales matutinos de mayor audiencia en la Ciudad de Buenos Aires, realizado por la productora de contenidos feministas “Nos quemaron por brujas”, muestra que sólo el 22 por ciento de las personas que conducen son mujeres, un retroceso respecto al 31% relevado en 2017. Además, este mismo informe revela que la paridad se da únicamente en el caso de los móviles. «Somos mayorías subrepresentadas en esos espacios, a pesar de que el peso político del movimiento feminista y LGTBIQ+ ha aumentado notablemente, al punto de convertir a la Argentina en referencia global en temas de género», denunció la legisladora.

La diputada y presidenta de la Comisión de la Mujer de la Legislatura porteña aclaró que la incorporación de mujeres y diversidades a los medios no va a transformar automáticamente la forma de comunicar porque todos, todas y todes estamos atravesades por el machismo. Por eso propuso: «Tenemos que trabajar en la formación desde la educación sexual integral, desde la Ley Micaela y todo lo que nos permita avanzar desde una perspectiva de géneros y derechos humanos». De todas formas sostuvo que «es importante ocupar esos lugares porque desde esa representación, solamente en el plano de lo simbólico, ya estamos diciendo algo».

La legisladora Laura Velasco (Frente de Todos) presentó el proyecto.

La propuesta plantea también nuevos criterios para la distribución y asignación de pauta oficial. «Fomentar a medios de comunicación que incluyan en su planta de trabajadores/as y/o en los órganos de administración y dirección, a mujeres y varones trans y todas aquellas personas no conformes con el género asignado al nacer, según lo establecido por la Ley Nacional 26.743», estipula en el noveno articulado del proyecto. «Fomentar a medios de comunicación que practiquen y promuevan la igualdad sexo-genérica y la eliminación de estereotipos de géneros y sus diferentes expresiones raciales, de clase, corporales y etarios, en los medios de comunicación», suma la iniciativa más adelante.

De esta forma se busca no solo que el conjunto de los medios de comunicación públicos y privados de la Ciudad de Buenos Aires avancen hacia un esquema paritario en la composición de su personal y sus distintas estructuras, sino también reconocer y promover económicamente a aquellos medios que en la actualidad practican y difunden una comunicación igualitaria, diversa e inclusiva.