Colombia se prende fuego

馃嚚馃嚧 A sangre y fuego, el gobierno de Iv谩n Duque respondi贸 con represi贸n a las protestas contra la reforma tributaria. Colombia arde y el mundo observa.

A diferencia de su vecino oriental, Colombia no suele ocupar las tapas de los principales medios internacionales. Mientras Nicol谩s Maduro y Venezuela han sabido acaparar las portadas de la prensa, el presidente colombiano Iv谩n Duque ha corrido con ventaja y -pese a los cientos de dirigentes sociales asesinados- su gesti贸n no ha tenido la misma exposici贸n medi谩tica internacional. Sin embargo, ahora aparece en el centro de la tormenta: el delf铆n de 脕lvaro Uribe, encargado de tirar por tierra los acuerdos de paz con las FARC (luego de una ardua negociaci贸n y un conflicto armado durante d茅cadas), perdi贸 el silencio protector de la prensa internacional a ra铆z de los 26 muertos y casi 1100 heridos que ha dejado como saldo la represi贸n a la protesta que se desarrolla en su pa铆s.

Colombia ha sido una de las joyas de la corona del neoliberalismo en Am茅rica Latina: con la excusa de la guerra contra el narcotr谩fico, Estados Unidos instal贸 bases y tropas en su territorio y despleg贸 el Plan Colombia, un programa de cooperaci贸n militar que sirvi贸 para tutelar el desarrollo pol铆tico del pa铆s cafetero. Pero el saldo para las grandes mayor铆as no ha sido tan positivo como auguraban los panfletos yanquis: con un 11% de su presupuesto dedicado a defensa, Colombia -la cuarta econom铆a de Am茅rica Latina- tiene a casi la mitad de su poblaci贸n viviendo en la informalidad, un 16,8% de desocupaci贸n y un 42,8% de pobreza. Una olla a presi贸n que ven铆a contenida y que explot贸 al calor de la discusi贸n por la reforma tributaria.

Si bien la Defensor铆a habla de 19 muertos, la ONG Temblores registraba hasta anoche 26 fallecimientos, a los que se suman 1181 casos de violencia policial y entre los que se incluyen 9 episodios de violencia sexual. Estos escalofriantes n煤meros, sumados a un ej茅rcito desaforado en las calles del pa铆s, son el saldo de las protestas. Su origen se remonta a semanas atr谩s, cuando el presidente Iv谩n Duque present贸 su propuesta de reforma tributaria que aumentaba el IVA a los alimentos, bienes y servicios, y ampliaba la base tributaria del impuesto a la renta. Pero al calor de la movilizaci贸n popular, dur贸 poco la iniciativa conservadora en materia fiscal: el domingo por la tarde, Iv谩n Duque decidi贸 retirar su reforma y el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, present贸 su renuncia.

芦Esta es una crisis econ贸mica, social y humanitaria que viene arrastrando el gobierno desde hace tres a帽os. Van 1500 personas asesinadas por motivos pol铆ticos en lo que va del gobierno de Duque禄, explica Laura Capote, comunicadora colombiana y militante de Marcha Patri贸tica. 芦La reforma tributaria fue la chispa que encendi贸 la pradera y gener贸 una gran movilizaci贸n禄, agrega. Capote destaca que, a pesar del rol fundamental que desempe帽aron las organizaciones sociales en la masiva protesta, fue central el papel que tuvo la juventud autoconvocada, cansada del desempleo, la pobreza y la precarizaci贸n.

Un simple recorrido por las redes sociales puede dar cuenta de la sanguinaria actitud de las fuerzas del orden colombianas. Tal vez el video m谩s representativo del dolor ocasionado por la impunidad policial sea el desgarrador grito de la madre de Santiago Murillo, un joven de 19 a帽os asesinado en la ciudad de Ibagu茅: 鈥淢e mataron a mi hijo, mi 煤nico hijo, que me maten a m铆 tambi茅n鈥. En el pa铆s insignia del paramilitarismo, el esquema de represi贸n es el siguiente: de d铆a interviene el Esmad (Escuadr贸n M贸vil Antidisturbios) y a la noche, en los principales focos de movilizaci贸n -Cali, Bogot谩, Medell铆n, Pereyra, Manizales-, sale la propia polic铆a a disparar indiscriminadamente. Los organismos de Derechos Humanos denunciaron el accionar de polic铆as de civil que fueron vistos formando parte de la represi贸n a la protesta. 芦Lo de la noche es una cacer铆a de brujas禄, se帽ala Capote, que destaca la brutalidad policial con que se reprimi贸 anoche en la ciudad de Cali, en un operativo que incluy贸 disparos desde helic贸pteros e incendios de casas.

Desde Shakira hasta Ren茅 Higuita se sumaron a los repudios a la represi贸n. Pero lejos del deporte y la far谩ndula, uno de los posicionamientos m谩s significativos fue el de la portavoz de la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Marta Hurtado, quien conden贸 el uso excesivo de la fuerza y exhort贸 a mantener la calma. Desde Ginebra, las cosas se ven distintas que desde Cali. Pese al triunfo popular que signific贸 la retirada de la reforma, las organizaciones sociales y los sindicatos anunciaron que redoblar谩n esfuerzos y continuar谩n en las calles y ya avisaron que este mi茅rcoles 5 de mayo vuelven al paro.

Vivian Gonz谩lez es militante y encargada de Derechos Humanos del partido Comunes en Cali. 芦La represi贸n ha sido escalonada. Los primeros d铆as intentaron disuadir a la gente. Luego la Polic铆a Metropolitana comenz贸 a atacar con armas de fuego a manifestantes. Ahora, hace dos d铆as que la ciudad est谩 militarizada y con participaci贸n del GOES. Es un tratamiento represivo y militar de las protestas del pueblo, una respuesta con tiros a gente que solo tiene piedras en sus manos禄, explica la joven.

Mientras tanto, los principales medios de comunicaci贸n del pa铆s hacen caso omiso a las muertes y la represi贸n. 芦Los medios de comunicaci贸n s贸lo han callado los muertos. Los medios alternativos y las redes sociales son las 煤nicas herramientas que tenemos para contar lo que sucede. Los grandes medios dicen que hay bloqueos, que somos v谩ndalos, hablan del desabastecimiento de combustible pero no de las inconformidades del pueblo ni de la forma en que las tramita el gobierno禄, agrega Gonz谩lez.

Varias regiones fuerzas campesinas se han sumado al paro cortando los accesos a algunas de las principales ciudades. La magnitud de la protesta, que comenz贸 el 28 de abril y se extiende hasta hoy, ha hecho tambalear el gobierno de Duque y ya le cost贸 caro en su marco de alianzas, quienes debieron salir a despegarse de las decisiones del presidente. De la crisis tambi茅n salen fuertemente golpeados Claudia L贸pez e Iv谩n Ospina, alcaldes de Bogot谩 y Cali respectivamente, quienes apoyaron desde un primer momento la reforma tributaria y no intercedieron para contener la violencia policial.

A un a帽o de las elecciones presidenciales, queda abierta la pregunta sobre c贸mo podr谩 capitalizar el descontento la izquierda colombiana. Gustavo Petro, candidato presidencial por Colombia Humana, exigi贸 el cese de la represi贸n y se帽al贸 desde su cuenta de Twitter: 芦Esta es la masacre de Duque, as铆 es c贸mo Uribe realiza su proyecto pol铆tico de hambre para el pueblo y ganancias a los banqueros禄. En un pa铆s atravesado hace m谩s de medio siglo por la guerra, resta a煤n bastante tiempo para saber si la protesta puede convertirse en organizaci贸n y cambiar el rumbo institucional de Colombia. Por ahora las calles siguen ardiendo y los muertos de Duque se siguen sumando.

Compart铆

Comentarios

Yair Cybel

Una vez abraz贸 al Diego y le dijo que lo quer铆a mucho. F煤tbol, asado, cumbia y punk rock. Periodista e investigador. Trabaj贸 en TeleSUR, HispanTV y AM750. Desde hace 8 a帽os le pone cabeza y coraz贸n a El Grito del Sur. Actualmente tambi茅n labura en CELAG y aporta en campa帽as electorales en Latinoam茅rica.