No Pausa: es hora de hablar de menopausia

馃拝 La menopausia y el climaterio son tab煤 dentro y fuera del feminismo. Para romperlo surge No Pausa, una organizaci贸n que milita por la visibilizaci贸n de una etapa de la vida cargada de silencio.

Cabelleras canosas, abanicos para el sofoco, gestos de dolor y relojes de arena en tonos rosados que marcan cuentas regresivas. Lejos de representar a alguien que tiene un tercio de la vida por delante, las im谩genes que aparecen cuando se googlea la palabra 鈥渕enopausia鈥 sostienen el estereotipo gerontof贸bico y edadista al cual la sociedad le huye en base a cirug铆as, cremas anti-age y tratamientos est茅ticos.聽

Lo mismo pens贸 la periodista Miriam Di Paoli en 2018 cuando, a sus 48 a帽os, le diagnosticaron perimenopausia y se dio cuenta de que, a pesar de su formaci贸n universitaria, no ten铆a ning煤n conocimiento sobre el tema. A partir de este suceso y frente a la falta de informaci贸n, Miriam decidi贸 crear No Pausa, un proyecto multiplataforma que busca romper mitos sobre el climaterio y, a casi tres a帽os de su lanzamiento, ya tiene m谩s de 75 mil seguidores en redes sociales, 220 art铆culos publicados y personer铆a de asociaci贸n civil. 鈥淟o que implica el dejar de menstruar en el siglo XXI est谩 muy lejos del estereotipo cultural de la menopausia. Nosotras decimos que hay tantas menopausias como personas y en nuestro pa铆s hay 5 millones de personas que est谩n entre los 45 y los 55 a帽os鈥, cuenta a este medio Milagros Kirpach, periodista, disc铆pula de Miriam e integrante de No Pausa quien, a sus 27 a帽os, insiste en la importancia de hablar del climaterio en todas las edades.聽

鈥淟a idea de No Pausa era suplir esta falta de informaci贸n que ve铆amos. Cuando buscamos en Internet nos encontr谩bamos con cosas muy t茅cnicas o narraciones desde la experiencia personal. Quer铆amos generar algo con informaci贸n cuidada, que ofrezca m煤ltiples miradas y alternativas y permita adoptar y entender los cambios. La informaci贸n da poder y la necesidad es cada d铆a m谩s grande, lo vemos en la comunidad que crece constantemente, trascendiendo lo digital鈥, agrega. 

El tab煤 sobre esta etapa de todas las personas menstruantes est谩 tan arraigado e incluso erramos a la hora de nombrarlo: mientras la menopausia se refiere puntualmente a los d铆as de la 煤ltima menstruaci贸n, el t茅rmino climaterio abarca todo el periodo de transici贸n que incluye la premenopausia, cuando las hormonas reproductivas empiezan a declinar y aparecen alteraciones en el ciclo; la perimenopausia, cuando los s铆ntomas se intensifican y las irregularidades son cada vez m谩s pronunciadas y la posmenopausia, que abarca de 1 a 6 a帽os despu茅s de la 煤ltima gota de periodo. Adem谩s existen la menopausia inducida, como consecuencia de una cirug铆a o a un medicamento que afecta los ovarios; la menopausia precoz, que se da antes de los 45 a帽os y puede tener diferentes desencadenantes como el consumo excesivo de alcohol, los des贸rdenes endocrinos o enfermedades autoinmunes, y la menopausia tard铆a, que aparece luego de los 55 a帽os, ya sea de forma natural como inducida.

La ausencia de discursos m茅dicos, la invisibilizaci贸n y los nulos contenidos del tema en la Educaci贸n Sexual Integral (ESI) resultan en que entre el 60 y 70 por ciento de las personas que llegan a esa etapa lo hagan sin los conocimientos b谩sicos de su impacto tanto f铆sico como psicol贸gico. As铆 se desconocen los s铆ntomas previos, que alcanzan al 85 por ciento de las personas premenop谩usicas, y se sobremedica y patologiza a las personas mayores, aumentando, por ejemplo, los diagn贸sticos de depresi贸n.

鈥淐uando empezamos a mapear la tem谩tica nos damos cuenta que la mayor铆a de las personas, sean de la clase social que sean, desconocen de lo que estamos hablando. Esto tambi茅n est谩 relacionado a la estructura patriarcal en la que estamos inmersas, porque si las personas con 煤tero nacimos para reproducirnos, cuando ya no podemos hacerlo dejamos de estar en el mapa, como si fu茅ramos descartables鈥, contin煤a la integrante de la organizaci贸n que realiz贸 talleres informativos en la Villa 31 y 21-24. 鈥淪i no tenemos informaci贸n, el impacto del climaterio puede ser muy fuerte porque muchas veces se terminan medicalizando los s铆ntomas propios de la etapa solo por no tener una mirada integral de los cambios hormonales鈥, lamenta Kirpach.聽聽

Desde No Pausa hacen un paralelismo con la adolescencia y la menarca para explicar que, igual que otras etapas de transici贸n, la menopausia y el climaterio traen aparejados cambios f铆sicos y hormonales. Estos van desde aumentos de peso, sofocos, baja en la l铆bido por la ca铆da del estr贸geno, resequedad vaginal, migra帽as o insomnio hasta lagunas mentales o dificultades para concentrarse. Sin embargo, tambi茅n existen factores sociales y miedos que pueden implicar cambios en la autoestima, la sexualidad, las relaciones con pares o la labilidad del 谩nimo. 鈥淟o que afecta la autoestima es el peso social que tiene el envejecer. La visibilizaci贸n que queremos hacer desde No Pausa sirve para que todas las edades puedan hablar de esto, para que no te agarre desprevenide, porque es una etapa que a todas las personas que menstruamos nos va a llegar鈥, asevera Kirpach, que refuerza la importancia de tener una mirada global del problema. 鈥淓n Chile ya hay estudios que miden el impacto que tiene el climaterio en la violencia sexual porque el agresor se justifica en el hecho de que la mujer no quiere tener relaciones para celarla, controlarla o acusarla de infiel鈥, apunta.

Con el fin de obtener datos que permitan crear pol铆ticas p煤blicas, No Pausa en conjunto con la Defensor铆a del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires acaban de lanzar 鈥淗ablemos de menopausia鈥, la primera encuesta sobre climaterio. El formulario an贸nimo, que puede responderse en este link, aborda cuestiones m茅dicas, sociales y legales como la opini贸n de les consultades sobre la posibilidad de que las prepagas se hagan cargo de cubrir los tratamientos en caso de ser necesario. 

El proyecto est谩 en l铆nea con la encuesta sobre salud menstrual realizada por la Defensor铆a en 2020 y apunta tanto a conocer c贸mo gestionan la transici贸n a la menopausia las personas que est谩n atravesando y/o atravesaron esta etapa, as铆 como a recabar la informaci贸n con la cual cuentan quienes lo har谩n en el mediano plazo.聽鈥淣osotras venimos trabajando hace 3 a帽os y nos dimos cuenta que a煤n es uno de los mayores tab煤es del feminismo. De hecho, luego de mucho m谩s tiempo de activismo, lentamente estamos empezando a hablar de menstruar, para abordar el dejar de hacerlo falta much铆simo. Adem谩s, en el climaterio aparece el edadismo y otras formas de discriminaci贸n que se cruzan y aumentan los estigmas sobre la cuesti贸n. Por eso que se difunda y se generen datos resulta fundamental鈥, finaliza la joven.

Compart铆

Comentarios

Dalia Cybel

Escribo y edito sobre g茅neros en El Grito del Sur. Alguna vez fui historiadora del arte, ahora intento ser Maestranda en Estudios y Pol铆ticas de G茅nero. Tengo un newsletter con nombre de dibujito animado. Mi superpoder es tener siempre los labios pintados.
@orquidiarios