Una renuncia cantada que cierra una gesti贸n en la Villa 31 marcada por negociados

馃憢 El pol茅mico empresario Diego Fern谩ndez sali贸 eyectado de la urbanizaci贸n de la Villa 31 el mismo d铆a que mand贸 a desalojar a 100 familias. Dejar谩 de manejar una caja millonaria, que dilapid贸 en consultor铆as dudosas y en obras cuestionadas e ineficientes.

La temporada de renuncias sonantes de funcionarios tambi茅n se inaugur贸 en el Ejecutivo porte帽o. Luego de varios amagues, Diego Fern谩ndez firm贸 su alejamiento de la Secretar铆a de Integraci贸n Social y Urbana (SECISYU), el organismo encargado de ejecutar los millones de d贸lares prestados por el BID y el Banco Mundial para la urbanizaci贸n de la Villa 31.

El ex empresario gastron贸mico 鈥搇a oposici贸n siempre le record贸 su paso por una cadena de Sushi y las acciones que adquiri贸 en el fondo buitre BlackRock鈥 se va desgastado por sus diferencias con la ministra de Desarrollo Humano y H谩bitat, Mar铆a Migliore, quien pas贸 a ser su jefa desde diciembre de 2019 por orden de Horacio Rodr铆guez Larreta. El Jefe de Gobierno hab铆a optado por dejarlo en el cargo pese a culparlo por los malos resultados electorales que obtuvo Juntos por el Cambio en el barrio ese a帽o (perdi贸 por m谩s de 30 puntos contra el Frente de Todos), pero lo sac贸 de la 贸rbita de la Jefatura de Gabinete porte帽a y le recort贸 toda su autonom铆a. Desde entonces, su desplazamiento final era una cuesti贸n de tiempo.

A煤n as铆, Fern谩ndez no pudo haber elegido peor momento para irse: la renuncia se public贸 este jueves en el Bolet铆n Oficial porte帽o, el mismo d铆a que unas 100 familias de una toma en la zona 鈥淐ontainera鈥 del barrio se preparaban para resistir un posible desalojo (ver ac谩).

El funcionario se va, adem谩s, sobre la fecha del vencimiento del pago de la primera cuota que la Ciudad debe cancelar con la Confederaci贸n Andina de Fomento (CAF) por el cr茅dito para la construcci贸n del Paseo del Bajo, antes de que termine julio. El Ejecutivo porte帽o hab铆a aceptado hacerse cargo de 175 millones de d贸lares de ese pr茅stamo tomado por Naci贸n a cambio de la transferencia de una serie de terrenos p煤blicos, entre ellos todo el per铆metro de urbanizaci贸n de la 31, que la Legislatura no permiti贸 rematar. El convenio firmado para esa transacci贸n (deuda por tierras) fue denunciado por la Oficina Anticorrupci贸n en el marco de la mega causa que cursa en el juzgado de Marcelo Mart铆nez de Giorgi, donde se apilan los expedientes por todas las transferencias de inmuebles p煤blicos aparentemente irregulares entre 2015 y 2019.

Fern谩n Quir贸s, Maria Migliore y el ex secretario Diego Fern谩ndez, en la 31.

Todos esos convenios est谩n siendo revisados en una mesa de negociaci贸n entre la Ciudad y La Rosada y se especula con que la 鈥減ropiedad鈥 de los terrenos del barrio vuelva a Naci贸n, un pedido del PJ porte帽o que ya lleg贸 a los o铆dos del jefe de Gabinete Santiago Cafiero y del Ministro de Interior Wado de Pedro. Seg煤n pudo saber El Grito del Sur, el gobierno nacional pagar谩 esa primera cuota a la CAF y estar铆a muy cerca de voltear el convenio del traspaso, lo que impactar铆a de lleno en el proceso de urbanizaci贸n.

Fern谩ndez, de todos modos, ya est谩 muy lejos de esa discusi贸n. Larreta le dio un premio consuelo y lo ubic贸 en el cargo que dejaba trascender que quer铆a: mantendr谩 el estatus de secretario, pero en la Secretar铆a de Innovaci贸n y Transformaci贸n Digital, en reemplazo de  Fernando Banegas. La SECISYU no correr谩 la misma suerte: desde la cartera de Milgiore ya avisaron que la Secretar铆a ser谩 degradada a Unidad de Proyectos Especiales. La conducir谩 Tom谩s Galmarini, tal como adelant贸 este medio.

De Pedro y Larreta, en la discusi贸n por el traspaso de tierras, a principios de julio.

RAMONA MEDINA Y LAS OBRAS INCONCLUSAS

Entre el 25 de abril y el 6 de mayo del a帽o pasado, durante 12 cr铆ticos d铆as, la Villa 31 tuvo problemas con el suministro de agua potable. En el sector del bajo de la Autopista Illia, el m谩s comprometido, no sal铆a nada de las canillas. La primera ola de la pandemia ten铆a como epicentro a los barrios populares porte帽os y una de las referentas de un comedor de la organizaci贸n La Poderosa, Ramona Medina, se alzaba como portavoz del reclamo colectivo por la falta de servicio. Mientras tanto, ella negociaba con el Ejecutivo de Larreta las condiciones para mudarse a uno de los edificios populares construidos por el Estado porte帽o en el sector conocido como 鈥淵PF鈥. Reclamaba reformas en el departamento para adaptarlo a las necesidades de una de sus hijas, con discapacidades m煤ltiples, desde hac铆a dos a帽os. Del otro lado de la mesa, el que respond铆a por ambos reclamos era el propio Diego Fern谩ndez.

Ramona cay贸 internada por Covid la misma noche en que se discutieron detalles de la obra en el ba帽o y no lleg贸 a firmar la hipoteca. Falleci贸 una semana despu茅s, y reci茅n entonces el resto de la familia se pudo mudar.

El agua volvi贸 a la 31 con la intervenci贸n de Aysa. Fern谩ndez se encarg贸 por entonces de culpar a la empresa estatal por la falta de servicio. Si bien la poca presi贸n en las canillas se origin贸 en un problema t茅cnico en la planta de Aysa de 鈥淪an Mart铆n鈥, el mayor peso lo cargaba la Ciudad, responsable en 煤ltima instancia de las redes internas del servicio. 鈥淒esde el Gobierno de la Ciudad comenzamos a hacer las conexiones que quedaban pendientes entre los ca帽os troncales de la red de agua y los ca帽os internos de la red de distribuci贸n del barrio鈥, sostuvo Fern谩ndez en mayo del a帽o pasado poco despu茅s de reunirse con la titular del organismo, Malena Galmarini.

Esas obras 鈥減endientes鈥 formaban parte de un desaguisado en el manejo de recursos millonarios. La secretar铆a de Fern谩ndez gast贸 unos 560 millones de pesos en distintas obras de mantenimiento de la red de agua potable interna y tambi茅n en distintos servicios de consultor铆a que hac铆an seguimiento. En aquel entonces se se帽alaba a un empresario ligado al ex intendente menemista Carlos Grosso, Pablo Gustavo Aparo, tambi茅n vinculado a dos de las empresas que se llevaron los contratos m谩s jugosos: Kopar SA y CIS (Construcciones, Infraestructura y Servicios) SA. Por el servicio de 芦Completamiento de la Red de Agua Potable y de Recolecci贸n de Desag眉es Cloacales y Pluviales en el marco de la Integraci贸n Social y Urbana de la Villa 31禄, CIS se llev贸 400 millones en 2017. La empresa nunca recibi贸 ninguna sanci贸n.

En pleno esc谩ndalo por la muerte de Ramona y el crecimiento de casos de Covid en la 31 el a帽o pasado, Fern谩ndez pidi贸 un servicio de consultor铆a 鈥減ara la contrataci贸n de recursos humanos para conformaci贸n de la Gerencia Operativa de Reasentamiento鈥 por m谩s de dos millones de d贸lares. El objetivo era que la consultora asesorara en la contrataci贸n de personal para la reubicaci贸n de unas 800 familias sobre el bajo Autopista, precisamente donde la falta de agua era m谩s que cr铆tica y donde viv铆a Ramona hasta que falleci贸. La ganadora fue HYTSA, misma empresa que ya hab铆a ganado otra licitaci贸n nada menos que para el 鈥渟ervicio profesional de supervisi贸n integral de obras de infraestructura troncal para la provisi贸n de servicio de agua potable鈥 en la 31.

CONSTRUCCIONES ENDEBLES, PATRIMONIO ROBUSTO

El proyecto integral para el barrio siempre fue muy ambicioso. A fin de su primer mandato como jefe de Gobierno, Larreta hab铆a aprobado licitaciones por m谩s de cinco mil millones de pesos en m谩s de 40 obras de infraestructura en la 31. Los fondos salieron de pr茅stamos del BID y el Banco Mundial, y Fern谩ndez fue el encargado de ejecutarlos.

Una de las obras m谩s jugosas fue la construcci贸n de los edificios de departamentos en el sector YPF, por m谩s de mil millones de pesos. Cuando se conocieron los planos de las obras y el tipo de construcci贸n que se utilizar铆a, denominado 鈥淪teel Framing鈥, fueron varias las organizaciones civiles que la cuestionaron. Los edificios, que vistos desde afuera son similares est茅ticamente a un container (no hay balcones y la fachada es chapa pintada de color azul), eran fr谩giles para evitar costos a la hora de la reparaci贸n. Eso gener贸 dudas en un sector importante de las familias del bajo autopista, sus destinatarias, que ve铆an con recelo la construcci贸n y en muchos casos se negaban a mudarse. Algunos de los peores fantasmas se comprobaron con el paso del tiempo: incendios, humedad, inundaciones y falta de contemplaci贸n en el desglose familiar son algunas de las denuncias que realizaron los vecinos y las vecinas ya mudados, que incluso organizaron recorridas abiertas a los medios para visibilizar su situaci贸n. Ese tipo de construcci贸n, endeble, era se帽alado puertas adentro del gobierno porte帽o por su contraste con otras urbanizaciones, como en la Rodrigo Bueno o la Villa 20, que se realizaron en seco y en la que las familias tuvieron voz y voto a la hora de elegir qu茅 tipo de materiales utilizar para sus casas.

En paralelo a las obras m谩s grandes, el propio Larreta fue m谩s de una vez al barrio para inaugurar locales de comida (McDonalds, por caso) como un ejemplo de integraci贸n. En ese tipo de movidas primaba una concepci贸n de moda entre empresarios snobs del primer mundo llamado 鈥淚mpact Investing鈥, 鈥渋nversiones de impacto鈥, una suerte de inversi贸n publicitaria de las grandes marcas en obras de tipo social.
El nombre y el apellido detr谩s de esa idea es Alejandro Preusche, uno de los precursores del 鈥淚mpact Investing鈥 en el pa铆s, que lleg贸 a dar charlas Ted al respecto en el barrio convocado por la Juventud Pro. Tambi茅n comparti贸 junto al propio Larreta una conferencia durante el XX Encuentro Anual de la Asociaci贸n Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), en la que habl贸 de la 31. Nada fue gratis: Preusche fue director de dos consultoras, Mckinsey SA y Almado SRL. Ambas consultoras son pr谩cticamente una sola: comparten oficinas y directores y se llevaron los primeros contratos de consultor铆a en 2016 para la organizaci贸n interna y puesta en marcha de la Secretar铆a de Fern谩ndez.
El funcionario ya ven铆a formateado en el contacto con ONGs interesadas en la funci贸n p煤blica y el mundo de las consultor铆as desde que formara parte del Think Tank de Esteban Bullrich, 鈥淕-25鈥, desde donde pas贸 primero a la jefatura de Gabinete del Ministerio de Educaci贸n porte帽o, antes de saltar a la 31.
Entre otros fracasos que le recriminaban dentro del Pro, adem谩s de perder por paliza cada elecci贸n, fue el hecho de haber llevado la grieta al propio barrio. Como nunca antes, la intervenci贸n del Estado gener贸 dos bandos claros de militancia: quienes estaban a favor del proceso de urbanizaci贸n y formaban parte de las cooperativas de trabajo premiadas con licitaciones, y los vecinos que lo criticaban y quedaban por fuera, m谩s vinculados a las organizaciones del peronismo y la izquierda. Esa grieta aflor贸 como nunca durante la presentaci贸n en 2018 del proyecto de ley de la urbanizaci贸n, que termin贸 en un esc谩ndalo.
De todos modos, Fern谩ndez tendr谩 con qu茅 entretenerse lejos de la pol铆tica intensa de la 31: seg煤n su 煤ltima declaraci贸n jurada, tiene una 4×4 Toyota de un mill贸n de pesos, una moto BMW de 500 mil, un yate Travessia de 1,3 millones y una quinta en el Tigre de 450 metros cuadrados, adem谩s de t铆tulos de deuda de la Provincia de Buenos Aires y acciones en el fondo buitre BlackRock.

Compart铆

Comentarios

Matias Ferrari

Periodista, comunicador y militante social. Trabaj贸 en P谩gina/12 y colabor贸 en la investigaci贸n del libro "Macristocracia" publicado por Editorial Planeta.