Entre ruedas y tablas, las pibas marcan su impronta en el skate

馃浌 Luego de que el skate femenino consagrara a las dos campeonas m谩s j贸venes de los Juegos Ol铆mpicos, El Grito del Sur habl贸 con referentes locales sobre la realidad de las patinadoras argentas.

Leer

Esta semana Momiji Nishiya y Rayssa Leal (13) se consagraron como las campeonas ol铆mpicas m谩s j贸venes de la historia tras obtener, respectivamente, las medallas de oro y plata en la competencia de skate femenino de Tokio 2021.

El skate es una de las cinco disciplinas que se incorporaron este a帽o a los Juegos Ol铆mpicos tanto en categor铆a femenina como masculina con pruebas en formato street, con obst谩culos barandas, muros o rampas, y park, donde se midi贸 la potencia de les competidores para hacer movimientos a velocidad en la pista. 

En la Argentina de los 煤ltimos a帽os, el skate se asent贸 de la mano del encuentro callejero y el freestyle. As铆, entre rulemanes y tablas, sobre pistas nuevas o improvisadas, los grupos de pibis andando en patineta pasaron de ser un hecho aislado a un paisaje habitual. 鈥淵o siempre lo tom茅 como un cable a tierra. Cuando empec茅 a patinar estaba pasando por muchos problemas personales y conocer gente que andaba en skate me ayud贸 un mont贸n鈥, cuenta Magal铆 Luz Francabandiera, estudiante de psicolog铆a de 23 a帽os, quien anda en skate hace nueve. 鈥淪i bien es un deporte individual, porque cada une est谩 con su tabla, si no es en grupo casi no tiene gracia. El compa帽erismo que hay en el skate no se encuentra en otros deportes. Al lugar que vayas del mundo si ten茅s tabla sab茅s que vas a tener un lugar donde quedarte a dormir, es as铆禄. Magui pudo armar su primer skate gracias a las piezas que le regalaron sus amigos al cumplir 15.

Magal铆 Francabandiera

鈥淵o empec茅 viendo videos de chicas andando. Eso me daba ganas de saber m谩s, como si se me estuviesen contagiado la adrenalina; aparte siempre fui muy curiosa de literalmente todo. Me fui informando de a poco, estudiando, viendo las mejores marcas, rese帽as, hasta que pude pedirle uno a mi pap谩. Primero empec茅 practicando el equilibrio y el balance en mi pieza, cuando me anim茅 a ir a la calle me di unos cuantos golpes y as铆 fui creciendo鈥, recuerda Lara Vetrisano, quien asegura que cuando anda en patineta 鈥渓a vida se siente una pel铆cula, est谩s vos, la tabla y tu mundo鈥. 

Si bien hist贸ricamente el skate estuvo ligado a lo masculino, en los 煤ltimos a帽os la presencia de mujeres y disidencias en el ambiente se fue multiplicando, ampliando las fronteras y proyect谩ndose a nivel internacional. De esta experiencia surgi贸 la necesidad de crear espacios conjuntos donde la sororidad prime sobre los prejuicios. As铆 apareci贸 Girls Invasion, una competencia de skate femenino que desde 2006 propicia el encuentro, impulsando que las j贸venes se apoyen mutuamente, compartan datos y t茅cnicas. 芦Al inicio la idea era hacer un evento de difusi贸n y formaci贸n, fomentando el skate femenino. En ese momento 茅ramos muy pocas y nos conoc铆amos entre todas. Empezamos haciendo cl铆nicas, sorteos, clases de elongaci贸n, almuerzos. Muchas eran re nuevas y tal vez ni siquiera ten铆an su propia tabla. Con el tiempo comenzaron a llegar chicas que sab铆an m谩s, nos contactamos con personas de otros pa铆ses y pudimos empezar a dividir los campeonatos en niveles, algo que ni siquiera los varones hacen鈥. La que habla es Deeny Su谩rez, creadora del evento y patinadora hace 20 a帽os. Si bien acepta que siempre cont贸 con la contenci贸n de sus amigues y reconoce la diferencia entre ser patinadora mujer en AMBA y otros territorios, ella sabe lo que es tener que andar en las pistas como 鈥渃aballo botellero鈥, sin mirar a los costados.

En 2011, ante el crecimiento de la convocatoria y con la intenci贸n de federalizarse, desde Girls Invation decidieron generar el Circuito Nacional de Skate Femenino, una serie de competencias mensuales que se realizan en diferentes provincias. Esto no solo permiti贸 mejorar la formaci贸n y expandir su llegada, sino que gener贸 que muchas pudieran considerar el patinaje como una salida laboral. 鈥淪iento que las competencias tienen mucha convocatoria porque m谩s all谩 del juego est谩 el encuentro, tanto entre las m谩s peque帽as que compiten como entre las m谩s grandes que vimos los inicios del patinaje. Ese sentimiento de compa帽erismo se da porque sabemos que si no nos apoyamos entre nosotras va a ser m谩s dif铆cil abrir un camino para las pibas que vienen鈥, relata la joven que -adem谩s de andar sobre la tabla- tiene una marca de ropa y una tienda online de Skate.聽

En los 煤ltimos a帽os el Circuito Nacional de Skate, que se realiza en el mes de noviembre, tuvo tal resonancia que debi贸 tomar car谩cter regional, abarcando competidoras de toda Latinoam茅rica para no dejar afuera participantes. 鈥淎 partir del Circuito muchas pudimos viajar y competir en otras provincias, lo que permite difundir el skate y conocer otras personas. Con los premios en general compramos otras cosas para seguir entrenando鈥, rememora sobre su experiencia Magui, que compite desde los 16.

Violencias en el skate: la piedra en la rueda que dificulta avanzar

鈥淐reo que muchas chicas no se animan a entrar al mundillo porque sienten que andar en longboard es algo para chicos. Me pas贸 varias veces que otros pibes se me queden mirando cuando ando y a veces todav铆a sigo teniendo que juntar valor para animarme a ir al skatepark cerca de mi casa por miedo a lo que me digan鈥, explica Lara, que vive en Monte Castro y que salvo por su prima no conoce muchas chicas que salgan a patinar, aunque acepta que le gustar铆a. 鈥淪茅 que no soy la 煤nica a la que le pasa porque vi videos de chicas que hablaban de lo mismo. Eso me da esperanza, creo que somos una generaci贸n que podemos cambiar un poco el estigma del patinaje鈥.

鈥淐ada vez pasa menos y cuando pasa es repudiado, pero es verdad que hay actitudes que se normalizan禄, cuenta Magal铆 sobre los comentarios machistas. Est谩 mucho eso del 鈥榯e gan贸 una chica鈥 como si fuera algo malo o que se sorprendan cuando hac茅s un truco elaborado, cuando en verdad es algo totalmente normal鈥.

Como todos los 谩mbitos, las pistas de skate no est谩n exentas de los estereotipos de g茅nero y las l贸gicas patriarcales. Para combatirlas, abogando por nuevas generaciones libres de estigmas, en 2019 algunas skaters comenzaron a nuclearse en la Organizaci贸n Femenina de Skate, exigiendo igualdad en las competencias, juezas mujeres y lugar para las disidencias. Actualmente la Organizaci贸n Femenina de Skate forma parte de la Red Latinoamericana de Skate Femenil, que nuclea 32 organizaciones en diez pa铆ses. 鈥淟as m谩s grandes comenzamos a organizarnos para reivindicar nuestra mirada sobre el deporte, pero adem谩s para exigir espacios, ganar terreno y trabajar con los casos de violencia de g茅nero en el ambiente. Muchas veces los varones no se sienten identificados con el skate femenino, consideran que es menor, los premios no son los mismos, las pasan por encima. Queremos que las nuevas generaciones no tengan que pasar por esto鈥, explica Deeny y resalta que, en consonancia con la avanzada feminista, el skate est谩 resquebrajando el falso ideal de competencia que pesaba sobre las relaciones entre mujeres. 鈥淪i bien es un deporte, los hombres a煤n son mayor铆a y por eso conserva rasgos patriarcales, es una comunidad super solidaria. Muchos pibes y pibas se acercan al skatepark porque viven en la calle, o est谩n esperando a su pap谩 que sali贸 a cartonear y siempre alguien los ayuda o les presta una tabla. Lo mismo con las cosas que ya no usas y se las pas谩s a otres. Est谩 ese esp铆ritu que yo llamo retribuci贸n con el deporte que genera v铆nculos y puntos de encuentro entre un mont贸n de gente diversa鈥.

Deeny Su谩rez

Por la dificultad para conseguir respaldo econ贸mico en el 谩mbito local, Magui se帽ala que el reconocimiento ol铆mpico del skate a煤n se ve como una conquista muy lejana. Sin embargo, considera que esto puede ayudar a generar pol铆ticas p煤blicas para fomentarlo, afianzar el entrenamiento e incluso integrarlo como instrumento pedag贸gico en las escuelas. En la misma l铆nea, pero m谩s cr铆tica, Deeny advierte: 鈥淎 m铆 no me genera nada la inclusi贸n del skate en las Olimpiadas. El skate ol铆mpico forja un atleta de alto rendimiento, preparado para sufrir las presiones, pero antes de eso hay un mont贸n de espacios donde te pod茅s conectar con el juego, la nutrici贸n, el deporte y desarrollarte desde otro lado. Quienes tienen ganas de hacer skate profesional pueden hacerlo y si les sirve ganar una medalla est谩 perfecto, a mi no me motiva, me parece muy individual, est谩s vos solo con tu tabla en la pista鈥. 

De princesa a super campeona, Raissa Leal se hizo famosa hace unos a帽os cuando su imagen disfrazada de hada sobre el skate se viraliz贸 en redes sociales. Ahora, luego de ser condecorada, una nueva foto de la ni帽a circula por Internet, con casco y rodilleras, demostrando la impronta que las pibas dejan sobre el asfalto andando sobre ruedas. 

Compart铆

Comentarios

Dalia Cybel

Escribo y edito sobre g茅neros en El Grito del Sur. Alguna vez fui historiadora del arte, ahora intento ser Maestranda en Estudios y Pol铆ticas de G茅nero. Tengo un newsletter con nombre de dibujito animado. Mi superpoder es tener siempre los labios pintados.
@orquidiarios