Honorio no se rompe

🌳 El gobierno porteño pretende gastar 500 millones de pesos para "peatonalizar" un tramo de la avenida Honorio Pueyrredón. Vecinos de Caballito se oponen a esta idea y reclaman un gran parque público en el ex playón ferroviario del Ferrocarril Sarmiento.

A finales de septiembre, el Gobierno de la Ciudad anunció que gastará 500 millones de pesos para «peatonalizar» el tramo de la avenida Honorio Pueyrredón que se extiende entre la calle Neuquén y el Cid Campeador. Frente a esto, centenares de vecinos y vecinas del barrio de Caballito advierten que el llamado «parque lineal» es un «engendro urbanístico» y reclaman un gran parque público en el ex playón ferroviario del Ferrocarril Sarmiento. «Ya en el render se ve que hay más baldosa que verde, y el verde que hay es una parte muy pequeña, lineal pero elevada de la otra mano de la avenida, con lo cual sería un gran cantero. En este proyecto también plantean quitar 39 árboles», explicó a El Grito del Sur Adrián Hernández, integrante del Encuentro en Defensa del Espacio Público.

Al igual que en otras oportunidades, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tomó un reclamo histórico de vecinos y vecinas para anunciar la supuesta incorporación de nuevos espacios verdes, lo que en verdad significa otro gran negociado para sus socios de la obra pública. Si bien Caballito es el tercer barrio más densamente poblado de la Ciudad -con alrededor de 27 mil personas por kilómetro cuadrado-, el tamaño de sus espacios verdes es muy reducido: tiene apenas 1,3 metros cuadrados de espacio verde por habitante, lo que la ubica como una de las comunas con menos espacios verdes (tiene el penoso puesto 12 del ranking entre las 15 comunas porteñas). 

La propuesta del GCBA contempla eliminar la circulación de la mano que va hacia el sur para construir un espacio peatonal con canteros y mobiliario urbano. Desde el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana anunciaron que la obra se extenderá por el plazo de 11 meses, entre enero y diciembre de 2022. Sin embargo, la resistencia vecinal complica los planes de Larreta: ya tuvieron lugar diversas asambleas, juntada de firmas, difusión de volantes e incluso movilizaciones. «Hay una fuerte indignación, pero muchos todavía no han advertido la magnitud de esta obra», reconoció el integrante del Encuentro en Defensa del Espacio Público. Este miércoles 15, cientos de vecines marcharon desde Honorio Pueyrredón y Neuquén hasta el Cid Campeador en señal de protesta.

«Es un delirio este proyecto porque además quieren arruinar una de las arterias que descongestiona muchas veces el tránsito cuando está colapsado Acoyte y Rojas, que tiene el paso nivel casi siempre cerrado en hora pico», sostuvo Hernández. Además de las consecuencias negativas de achicar la avenida y derivar el tránsito a arterias paralelas, el miembro del Encuentro en Defensa del Espacio Público señaló que «desde lo urbanístico está muy lejos de ser un parque, puede ser un paseo o un espacio público, pero nunca un parque». «Que los porteños gastemos 500 millones de pesos en una obra de esas características, cuando a pocas cuadras hay un playón de más de 15 hectáreas que está listo para ser parquizado, nos parece un despropósito», agregó.

«Ya en el render se ve que hay más baldosa que verde, y el verde que hay es una parte muy pequeña», explicó Adrián Hernández, integrante del Encuentro en Defensa del Espacio Público.

El pasado jueves 2 de diciembre, integrantes de la asamblea mantuvieron una reunión con funcionarios de la Secretaría de Transporte, el Ministerio de Espacio Público y el presidente de la Comuna 6, Federico Ballán (oficialista – Vamos Juntos), donde se discutió la falta de respuestas ante los diversos planteos relacionados a la seguridad, los ruidos molestos, la contaminación y el caos de tránsito, entre otros. En dicho encuentro, les vecines reclamaron los estudios de impacto ambiental -que aún siguen sin aparecer-, mientras que por el lado del Gobierno porteño se utilizaron frases como «después iremos viendo sobre la marcha».

«Se busca también favorecer a los sectores gastronómicos porque después se agrandan las veredas y terminan llenas de mesas y sillas con los negocios que se instalan en dichas zonas, lo cual también entorpece el uso supuestamente libre y público que debería tener el proyecto. Es la visión de una ciudad más relacionada con el turismo y los negocios privados en detrimento del espacio público. Encima esta obra fue inconsulta y se niegan a hacer una reunión donde todos podamos ir a escuchar qué es lo que dicen», explicó Hernández. 

El objetivo de les vecines es crear un parque público de acceso libre y gratuito en los terrenos de la ex playa de maniobras cercana a la estación del Ferrocarril Sarmiento, que se ubica entre la avenida Avellaneda y las calles García Lorca, Yerbal y Donato Álvarez. Esta propuesta, a diferencia de la impulsada por Rodríguez Larreta para Honorio Pueyrredón, busca incluir la configuración de «un espacio para actividades culturales, educativas, artísticas y deportivas que satisfagan las necesidades de los distintos sectores y edades de la población, en un marco de conservación y reafirmación de la cultura y la identidad barrial».

Compartí

Comentarios

Sebastián Furlong

Licenciado y profesor en Ciencias de la Comunicación (UBA). Periodista comprometido con los intereses populares.