Limpieza 茅tnica, terrorismo hebreo y la paradoja del sionismo argentino

馃嚠馃嚤馃嚨馃嚫 Ni guerra ni religiosa. Limpieza 茅tnica, como sucedi贸 en Kosovo o Treblinka. Una poblaci贸n sitiada, empobrecida y desplazada de su lugar de origen. Una maquinaria de muerte dispuesta a todo con tal de exterminar al otro. El Likud y el terrorismo de los colonos.

De limpiezas 茅tnicas

Ni guerra, ni enfrentamiento ni conflicto. Limpieza 茅tnica, como sucedi贸 en Kosovo o Treblinka. Una poblaci贸n sitiada, empobrecida, desplazada de su lugar de origen, humillada y segregada. Una maquinaria de muerte dispuesta a todo con tal de cumplir su objetivo: exterminar al otro.

Pas贸 una semana del despiadado ataque de Hamas contra la zona sur de Israel y los n煤meros ya dan cuenta de lo que se esperaba. M谩s de 2.200 palestinos muertos, entre ellos casi 700 ni帽os, son las cifras que reporta UNICEF. La Franja de Gaza permanece sin luz ni agua, desabastecida y con sus fronteras bloqueadas. Israel orden贸 la evacuaci贸n en 24 horas de la zona norte de Gaza y bombarde贸 la caravana de civiles que abandonaba el lugar. Shalom Aleijem: que la paz sea con ustedes.

El sionismo se ha transformado en una ideolog铆a supremacista. Darwinismo social (los jud铆os valen m谩s que los palestinos), conquista de territorios, implantaci贸n de poblaci贸n extranjera y sometimiento a los habitantes originarios. Campos de concentraci贸n, racismo, clasismo y exterminio civil. 芦Luchamos con animales humanos禄, dijo el ministro de Defensa israel铆. 鈥淣o me importa Gaza en absoluto, pueden salir y nadar en el mar鈥, plante贸 por su parte la ministra de la Mujer. Estos son los moderados: en el gobierno de Netanyahu hay sectores a煤n m谩s radicales.

Responsables

El principal responsable de esta situaci贸n es el Likud, partido de la derecha israel铆. Desde 1967, cuando se rompe la alianza entre laboristas y jud铆os ortodoxos, el Likud gan贸 peso y derechiz贸 la sociedad hebrea. Convirti贸 a Israel en un Estado religioso mediante la ley de Estado Naci贸n, abandon贸 todo acuerdo de paz, fogone贸 el crecimiento de Hamas para debilitar a la OLP, incentiv贸 las colonias en Cisjordania y alent贸 la profanaci贸n de la explanada de las mezquitas (lugar sagrado para el Islam) por parte de jud铆os religiosos.

No hay duda: los verdaderos terroristas de esta historia son los colonos sionistas. Israel铆es armados, apa帽ados por el ej茅rcito de su pa铆s, que instalan sus casas en terrenos palestinos, realizan pogroms, queman banderas palestinas y provocan a la poblaci贸n local. En solo una semana, los colonos y el ej茅rcito israel铆 asesinaron a 54 personas en Cisjordania. La muerte con talit y kip谩, en balas mesi谩nicas.

Mientras el responsable pol铆tico de Hamas se encontraba en Qatar, Israel asesinaba en Gaza a 12 trabajadores de la ONU, 11 periodistas, al menos 4 param茅dicos y m谩s de 700 ni帽os. Bombardeaba la Universidad y el Banco Central, rociaba a poblaci贸n civil con f贸sforo blanco y atacaba Siria, el L铆bano y el paso fronterizo entre Egipto y Gaza. Ah pero Hamas.

Tanto en Malvinas como en Palestina

驴Qu茅 pasa a nivel local? Argentina es el tercer pa铆s con m谩s jud铆os del mundo por fuera de Israel y solo detr谩s de Estados Unidos y Francia. Ha habido jud铆os comunistas, peronistas y de derechas. Sin embargo, la perspectiva sionista ha logrado permear en todas las 贸rbitas, incluso en las m谩s progresistas, las mismas que se escandalizan ante el islamismo de Hamas al igual que llamaron durante a帽os terrorista a Yasser Arafat, el principal l铆der palestino -laico, nacional y popular- quien fuera durante casi treinta a帽os un f茅rreo promotor de la paz y los acuerdos de Oslo.

Tanto en Malvinas como en Palestina gobierna una potencia imperial aliada de los Estados Unidos. En ambos casos, se coloniz贸 el territorio por la fuerza, se implant贸 poblaci贸n for谩nea, se desconoci贸 la historia del lugar y se impuso el dominio a base de sangre y fuego. Tanto aqu铆 como all谩, el Comit茅 de Descolonizaci贸n de la ONU se pronunci贸 contra esta situaci贸n y de la misma forma lo hicieron la enorme mayor铆a de los pa铆ses soberanos. Tanto all谩 como ac谩 hay una colonia y un imperio.

La representaci贸n argentina de la colectividad jud铆a ha seguido el proceso de derechizaci贸n de sus pares israel铆es: de la AMIA de Rub茅n Beraja a la DAIA de Waldo Wolff, del acompa帽amiento al evasor fiscal Alberto Nisman (encargado de cajonear la causa AMIA) al auspicio pol铆tico de Claudio Avruj o Guillermo Yanco, esposo de Patricia Bullrich y vicepresidente del Museo del Holocausto. Una deshonra institucional a los casi 800 jud铆os argentinos desaparecidos durante la dictadura.

Ni Jihad, ni cruzada

Bajo ning煤n punto de vista esta es una guerra religiosa. Jud铆os y musulmanes han convivido durante siglos en distintas latitudes de la tierra en planos de cooperaci贸n y armon铆a. La disputa es por la tierra: los que hablan de religi贸n solo quieren ensuciar el debate. Del lado israel铆 pelean drusos y 谩rabes-israel铆es. Del lado palestino mueren cristianos y laicos. No es la Biblia, es el lugar en el que se predica.

Compart铆

Comentarios

Yair Cybel

Una vez abraz贸 al Diego y le dijo que lo quer铆a mucho. F煤tbol, asado, cumbia y punk rock. Periodista e investigador. Trabaj贸 en TeleSUR, HispanTV y AM750. Desde hace 8 a帽os le pone cabeza y coraz贸n a El Grito del Sur. Actualmente tambi茅n labura en CELAG y aporta en campa帽as electorales en Latinoam茅rica.