芦Que haya un Estado disminuido, como plantea Milei, nos afecta a todos禄

馃挌 Mercedes Cabezas es la secretaria general adjunta de ATE Nacional y una de las caras nuevas del sindicalismo feminista. Luego de la multitudinaria asamblea que se realiz贸 en la central sindical para planear el 8M, Cabezas habl贸 con El Grito del Sur.

98 a帽os, casi un siglo, debi贸 pasar para que uno de los sindicatos m谩s importantes del pa铆s, la Asociaci贸n Trabajadores del Estado (ATE), reforme su estatuto y tenga una mujer en su conducci贸n. Esta mujer es periodista, egresada de la Universidad de Lomas de Zamora, trabajadora del SENASA y secretaria general adjunta de ATE Nacional: su nombre es Mar铆a Mercedes Cabezas. 

Mercedes es feminista y militante pol铆tica, se inscribe en la lucha de los 30 mil detenidos desaparecidos y forma parte del bloque de Uni贸n por la Patria. Desde esa ra铆z popular lucha por defender los derechos de las y los trabajadores del Estado, oponi茅ndose a las medidas regresivas del gobierno actual. 

Oriunda de Monte Grande, la periodista de 44 a帽os explica que lleg贸 al puesto de Secretaria General despu茅s de seis a帽os de un debate por el cual se logr贸 que en los sindicatos estatales de todas las provincias se instale la paridad de g茅nero, la limitaci贸n de mandatos y la alternancia en los cargos ejecutivos. 鈥淢is compa帽eros y compa帽eras me eligieron para que sea la primera secretaria adjunta en 98 a帽os鈥, explica orgullosa.

Luego de que la 煤ltima asamblea de Ni Una Menos ocurriera en la sede de ATE en el barrio de Balvanera, El Grito del Sur se contact贸 con Cabezas para hablar sobre los puntos en com煤n entre el sindicalismo y el feminismo, las estrategias de lucha colectiva y las deudas pendientes.

鈥淟a derecha neofascista sabe que el feminismo es un actor pol铆tico opositor que se planta ante la avanzada de derechos o ante la defensa de los que ya se conquistaron鈥, escribi贸 la sindicalista hace algunas semanas en sus redes sociales.

驴Cu谩l es tu lectura de que en un pa铆s donde el feminismo avanza a pasos agigantados haya ganado una derecha radicalmente mis贸gina?

Todo avance de derechos tiene una respuesta retr贸grada. En este caso, el avance pol铆tico del campo popular genera sus retrocesos y correlativos rechazos. Las fuerzas libertarias son profundamente machistas y vienen por los derechos que el feminismo supo conquistar en las bancas y en las calles. Lo que ellos no tienen en cuenta es que hay un gran sector de la sociedad que resiste e intenta avanzar sobre las deudas pendientes. Igualmente, el triunfo de La Libertad Avanza est谩 condimentado de otras situaciones que nos llevan a pensar que si bien este sistema democr谩tico es el mejor de los 煤ltimos tiempos, a煤n tiene falencias. Una de ellas es que el campo popular no pudo construir nuevos liderazgos, a lo cual se sum贸 la pandemia. El resultado fue que en nombre de la 鈥渓ibertad鈥 se ponderen las libertades individuales sobre las colectivas. 

Recientemente se conoci贸 la noticia del env铆o al Congreso de un proyecto de ley para derogar la Interrupci贸n Voluntaria del Embarazo. 驴Cre茅s que van a ir los derechos adquiridos?

Sin duda, creo que vienen por nuestros derechos. Sin embargo, la ley de IVE tiene la particularidad de que se discuti贸 mucho, tanto en el Congreso como en las calles. Fue un debate transversal por fuera de los bloques partidarios, con la mirada de cada uno de los territorios. Considero que hoy el debate est谩 saldado y que se trata de un tema de salud p煤blica. Es muy dif铆cil que se vuelva para atr谩s. 

驴C贸mo afectan las medidas de Milei a las mujeres trabajadoras del Estado? 

Que haya un Estado disminuido, como plantea el actual presidente, nos afecta a todos. Las cuestiones inherentes a los trabajadores del Estado son las cuestiones de soberan铆a nacional. Ante la p茅rdida de soberan铆a y la p茅rdida de moneda que plantea el libertarismo, necesit谩s un Estado m谩s chico, solo administrativo y no regulador. En realidad es una cuesti贸n concatenada que tiene que ver con lo que pasa con el sistema pol铆tico argentino. Lo primero que hay que hacer es preguntarnos qu茅 tipo de Estado queremos, que en nuestro caso es uno que nivele las desigualdades estructurales del sistema, y en funci贸n de eso ver qu茅 cantidad de trabajadores y qu茅 tipo de estructura se necesita. Milei tiene una mirada economicista del Estado, es decir, en vez de analizarlo desde lo social lo hace desde lo econ贸mico.  

驴Qu茅 pasa con las pol铆ticas de g茅nero en el Estado ante la desjerarquizaci贸n del Ministerio de Mujeres, G茅neros y Diversidad?

La desjerarquizaci贸n del Ministerio de Mujeres, G茅neros y Diversidad no solo es un problema en t茅rminos de financiamiento, sino que tambi茅n se trata de un retroceso de un espacio que hemos sabido conquistar en las calles. Sab铆amos que lo primero que iba a hacer un gobierno neoliberal era intentar borrarlo, porque tambi茅n quiere borrar los debates y conquistas que lo envuelven. Vamos a seguir luchando por recuperar ese Ministerio porque entendemos que los problemas que ata帽en a mujeres y diversidades involucran a todo el campo popular ya que apuntan a la igualdad en el seno de la clase trabajadora.

驴Qu茅 pasa con las masculinidades en el sindicalismo?

Como en la mayor铆a de las 谩reas, en el sindicalismo todav铆a perviven las estructuras tradicionales machistas. En el 煤ltimo tiempo se han conseguido muchos avances gracias a la Ley Micaela y la paridad de g茅nero. Creo que el movimiento feminista se est谩 haciendo notar. Para trabajar con las masculinidades hay que dejar de pensar las pol铆ticas de g茅nero como medidas destinadas solo a mujeres y disidencias. Si seguimos pensando que las pol铆ticas de cuidado son para las mujeres y no las vemos como una tarea compartida, estamos en un gran problema. Si las mujeres tienen que elegir entre ir a una reuni贸n o quedarse cuidando a un hijo, hay cosas por reparar para que puedan estar completamente representadas. Los feminismos luchan d铆a a d铆a para que las mujeres y disidencias puedan insertarse en el sistema laboral y son las m谩s perjudicadas, las que mayor informalidad tienen y las que menos cobran. 

驴Qu茅 redes pueden generar el feminismo y el sindicalismo para resistir estos embates? 

Nosotras hemos tenido la enorme responsabilidad de construir, en el momento de m谩s fragmentaci贸n del campo popular, una intersindical feminista en las tres centrales. Apoy谩ndonos en nuestras similitudes, las mujeres y disidencias fuimos capaces de conseguir las leyes de las que venimos hablando. Hemos tenido una tradici贸n de ponernos al servicio del pueblo y avanzar colectivamente m谩s all谩 de los espacios donde militamos. Ahora otros sectores se est谩n dando cuenta que esas luchas no solo son cosa de mujeres sino de la sociedad, por eso otros movimientos han tomado al feminismo como referencia y lo han imitado en b煤squeda de poner freno a los embates del 芦anarcocapitalismo禄. Las mujeres hemos sido ejemplo en esa materia y hoy m谩s que nunca tenemos que construir espacios de debate para seguir avanzando. Creo que hay condiciones para hacerlo, creo que los tiempos hist贸ricos acompa帽an y por eso hay que ser consecuentes con ese mandato. 

Compart铆

Comentarios

Dalia Cybel

Historiadora del arte y periodista feminista. Fan谩tica de los libros y la siesta. En Instagram es @orquidiarios