El primer paro feminista a Milei: basta de hambre, hambre de basta

馃挭馃徎 En un nuevo 8M, se realiz贸 el primer paro feminista a Javier Milei. Entre los colectivos que se reunieron no faltaron los cuerpos gordos, mostris, discas y con capacidad de gestar. Cr贸nica de una jornada hist贸rica.

Leer

鈥淟as feministas no tenemos odio, tenemos bronca禄

Mar铆a Elena Walsh

 

Una mujer con el pelo corto, rojizo y atado en una colita espera en la esquina de Solis e Hip贸lito Yrigoyen. Charla con otras, se r铆e fuerte, mostrando los dientes. Lleva puesta una remera negra con un logo al frente聽y una frase en la espalda. En la parte de atr谩s puede leerse en letras celestes 鈥淕orda ser谩 nuestra revoluci贸n鈥, y ella lo lleva orgullosa.

Es viernes 8 de marzo del 2024 y desde el mediod铆a cientos de cuerpos ardientes se congregan en la Plaza de los Dos Congresos para comenzar el primer paro feminista al gobierno de Javier Milei, un r茅gimen donde hambre, crueldad y machismo van de la mano.

En la columna gorda, todo es desborde y brillo. Pasadas las cuatro y media de la tarde comienzan a agruparse. Se las ve felices, rebosantes del encuentro, pero al mismo tiempo conscientes de que ser谩 una jornada de lucha en un contexto adverso. Como muches m谩s, llevan glitter los p谩rpados y p贸mulos. En sus pechos pueden leerse las siglas 鈥CGA鈥, que -entre la reivindicaci贸n propia y el gui帽o a las principales centrales obreras de nuestro pa铆s- significa Colectivo de Gordas Activistas.聽

Laura Contrera. Fotos: Catalina Distefano

El movimiento gordo es joven en nuestro territorio, explicar谩 Laura Contrera unos minutos despu茅s a este medio. Una grupa que se form贸 en 2011 y creci贸 al calor de los talleres de activismo gordo de los Encuentros Plurinacionales. 鈥淪omos parte de los movimientos de derechos humanos y por eso en este contexto es a煤n m谩s fundamental reivindicar que nuestras demandas hist贸ricas siguen siendo importantes, pero que adem谩s no nos pensamos fuera de la lucha del pueblo laburante鈥, cuenta la abogada e investigadora.

鈥淓l ascenso de Milei es un retroceso total para nuestras reivindicaciones. Nosotres hablamos de despatologizaci贸n, de anti discriminaci贸n, de anti estigma, de derecho a la salud, derecho a la vida. Los discursos de odio y el hambre del pueblo nos afectan. Adem谩s, seguimos luchando ahora m谩s que nunca por la ley de talles, porque no nos olvidemos que poder vestirnos es un derecho para las personas de todos los tama帽os鈥, agrega Contrera.

Las consignas de la columna gorda se elaboraron en las asambleas virtuales del colectivo. Como todos los dem谩s sectores, les gordes traen consigo una serie de manifestaciones hist贸ricas y algunos puntos recientes, agregados por el retroceso en materia de derechos que signific贸 el ascenso al poder de La Libertad Avanza. 

Entre los m谩s conocidos est谩 la despatologizaci贸n de los cuerpos gordos, que la gordura no se catalogue como una enfermedad, el respeto por la diversidad corporal en todos los 谩mbitos -que incluye infancias y adolescencias libres de bullying- y la defensa de la ESI. 鈥Este 8M es para mi uno de los m谩s importantes en la historia de los feminismos porque hay un consenso impl铆cito de que volver a las calles es urgente y necesario. Desde la diversidad corporal hay muchas cosas que se lograron estos a帽os que podemos perder r谩pidamente si no nos aferramos al reclamo masivo. Es necesario estar en las calles鈥, explica La Pichi, actriz y bailarina gorda.

Entre las nuevas luchas se destaca el repudio al cierre del INADI, un organismo clave para terminar con la discriminaci贸n contra todos los cuerpos fuertemente denostado por el actual Gobierno. 鈥淓l INADI nos ha dado una voz, nos ha acompa帽ado mucho. Es uno de los organismos del Estado que m谩s piensa en la comunidad gorda y la p茅rdida de eso nos deja sin lugar a donde ir. Es perder toda la autonom铆a que logramos en esos a帽os, perder legitimidad. Es empezar a desaparecer de a poco鈥, contin煤a Pichi.

Pichi. Fotos: Catalina Distefano

La columna mostri marcha junta por primera vez. Se trata de m谩s de una decena de organizaciones que se autodenominan de esta forma聽porque 鈥渘o entran en 鈥榣as cajitas de la gente de bien鈥 鈥. Les integrantes de F煤tbol Militante, la organizaci贸n antipunitivista Yo no Fui, el Frente Docente Disidente y Cromoactivismo son algunos de los colectivos que se nuclean bajo esta bandera. Les Serigrafistas Queer estampan pa帽uelos en plena Avenida Rivadavia con la frase 鈥淏asta de hambre. Hambre de basta鈥. Un d铆a despu茅s del D铆a de la Visibilidad L茅sbica, las tijeras gigantes de papel mach茅 no faltan.

鈥淓stamos en un contexto dif铆cil con un gobierno neoliberal que se ensa帽a con toda la sociedad pero especialmente con las disidencias. Nosotres venimos del conurbano, donde pasan otras cosas, como por ejemplo la desaparici贸n de Tehuel de la Torre en Alejandro Korn de la cual el Estado es responsable. Queremos visibilizar nuestras identidades y por eso estamos ac谩鈥, cuentan Noe y Celi de la Asamblea Desviada de Zona Sur.

Noe y Celi. Fotos: Catalina Distefano

Entre las principales reivindicaciones de la columna est谩 la lucha contra el hambre, la crueldad, el extractivismo colonial, el racismo, la gordofobia, el capacitismo, la trans-lesbo-homofobia, el cuerdismo, el disciplinamiento represivo y moralista. 鈥淗agamos de nuestras fragilidades potencia com煤n鈥, invitan a quienes hist贸ricamente fueron marginades del sistema. 鈥淏asta de disciplinamiento, basta de FMI, basta de desfinanciar la cultura, basta de Adorni鈥, puede leerse en el flyer con el cual convocaron desde las redes sociales.

Dentro de las veinte organizaciones que habitan esta columna est谩 la de Orgullo Disca, que ya se ven铆a organizando previamente en asambleas propias. 鈥淒ecidimos marchar con la columna de mostri porque hace varios a帽os que venimos participando de las asambleas previas al 8M y nos encontr谩bamos con mucho capacitismo internalizado, incluso dentro de los mismos feminismos. Este a帽o fuimos m谩s compas discas, porque tambi茅n estamos en un proceso de organizaci贸n interna. Haber sido escuchades nos permiti贸 cuestionar lo que suced铆a. Incluso cuando algunes dijeron que nuestra concentraci贸n iba a hacer un 鈥榯ap贸n鈥,聽la gente de la columna mostri recibi贸 con muchos augurios nuestro protocolo anticapacitista y quisieron construir con nosotres鈥, explica Laura Alcaide, integrante de Orgullo Disca y activista por los derechos de las personas con discapacidad.

Fotos: Catalina Distefano

鈥淟os despidos en la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS) son super preocupantes. Entre ellos hubo personas con much铆simos a帽os de antig眉edad a las que ni siquiera esperaron a que se les termine el contrato para rescindirlos. Hab铆a embarazadas, personas con discapacidad, personas que se iban a jubilar, con licencias. Es todo muy persecutorio鈥, agrega. Seg煤n los datos de 2023, el 87% de las personas con discapacidad certificada est谩 desempleada y los despidos en ANDIS alcanzan a 170 personas.聽鈥淣os preocupa que les empleades del Estado est谩n siendo criminalizades y se est谩n cerrando muchos de los programas que abordaban la discapacidad en diferentes 谩reas鈥, suma.聽聽聽

Nuestras principales reivindicaciones en este 8M giran en torno a visibilizar la feminizaci贸n de la discapacidad, tanto siendo prestadoras, como familiares a cargo o en la educaci贸n y la salud. Al pensar estas luchas transversalmente entendemos que el hecho de ser mujer o disidencia con discapacidad ampl铆a la vulneraci贸n de derechos. Es decir, si una mujer con discapacidad sufre violencia de g茅nero es menos probable que sea escuchada. A su vez, si el agresor tiene alguna discapacidad se lo tiende a infantilizar y quitarle la responsabilidad. Lo mismo pasa con las personas gestantes con discapacidad que quieren acceder a un aborto y encuentran que los consentimientos informados no son accesibles鈥, subraya Laura en forma enf谩tica.

Laura y Martina. Fotos: Catalina Distefano

Los pa帽uelos no se guardan, podr铆a ser la frase que describe la cantidad de pa帽uelos de la Campa帽a Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito que hubo en la marcha. Como manchitas verdes, los trozos de tela aparecieron atados en cuellos, mu帽ecas, bolsos y mochilas.

Luego de la victoria del a帽o 2020, cuando los feminismos lograron conquistar la ley de IVE en lo que fue una clase de educaci贸n c铆vica a cielo abierto, el panorama vuelve a ser sombr铆o. En una de sus recientes apariciones, Javier Milei habl贸 del aborto como asesinato agravado por el v铆nculo. En Davos directamente nombr贸 a las feministas como enemigas del progreso.聽

A esto se suma al desfinanciamiento de la salud p煤blica y el cierre del Ministerio de las Mujeres, G茅neros y Diversidad, adem谩s de la ya conocida posici贸n del Presidente contra toda pol铆tica de g茅nero. La ley Micaela y la ley de los 1000 d铆as fueron sujetas a modificaciones en el texto de la ley 脫mnibus, que si bien retrocedi贸 su tratamiento en el Congreso dej贸 sentado un precedente.聽

鈥淟a Campa帽a Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito llega a este 8 de marzo in茅dito con m谩s organizaci贸n que nunca en todas las provincias. Las regionales no solo han fortalecido su funcionamiento interno sino que han articulado con otros sectores que tienen 谩reas de g茅nero, ya sean sindicatos, organizaciones de base,聽universidades, etc.鈥, cuenta Dolores Fenoy, integrante de La Campa帽a.聽

鈥淟a decisi贸n es continuar monitoreando la aplicaci贸n de la ley y hacer cabildeo con diputadas. Tuvimos que retomar la pr谩ctica de hablar con las representantes del pueblo con la misma actitud que luchamos para que el proyecto sea ley. Lo principal es la transversalidad: hablar con diputados y senadores de todos los bloques, incluso del partido oficialista. Sabemos de una diputada de La Libertad Avanza que podr铆a ser favorable en caso de que se proponga alg煤n proyecto que ponga en riesgo la ley de IVE que tanto nos cost贸 conseguir鈥.

Fotos: Catalina Distefano

鈥淵a tenemos el antecedente del proyecto fallido para derogar el aborto que intentaron mandar al Congreso. Eso sienta un precedente, aunque ni bien se supo todo el movimiento feminista sali贸 a resistir. No hay que guardar los pa帽uelos. Ya murieron muchas personas con capacidad de gestar cuando no hab铆a ley y tener una ley tampoco significa que todo est茅 asegurado鈥, explica Judith Cirota, parte de la Campa帽a Regional CABA.

Las integrantes de la Campa帽a est谩n alertas, saben lo que es luchar contracorriente y entienden que la batalla cultural ya est谩 ganada en gran parte de la sociedad. Sin embargo, no pueden bajar los brazos ante el clima adverso. 鈥淓stamos muy atentas no s贸lo por el tema del aborto sino por reivindicar los derechos sexuales y reproductivos. Exigimos que den de baja el DNU que est谩 impactando en toda la ciudadan铆a y especialmente en las mujeres a quienes le quitan la mayor parte de las pol铆ticas espec铆ficas鈥, ampl铆a Dolores. 鈥淧or supuesto estamos en alerta y sabemos que tenemos que defender la ley porque este gobierno est谩 abiertamente en contra del aborto鈥, contin煤a.聽

鈥淒entro de la campa帽a est谩 la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir que se encargan de garantizar que se hagan los abortos en los hospitales. Sin embargo, ah铆 tambi茅n llegan los antiderechos. Tenemos que seguir alertas para que la IVE se cumpla. Nosotras como organizaci贸n vamos a seguir peleando porque toda persona con capacidad de gestar pueda seguir accediendo al aborto鈥, se帽ala Judith.

Judith. Fotos: Catalina Distefano

Respecto al acceso al misoprostol聽y la mifepristona, drogas que se utilizan para realizar los abortos medicamentosos, Dolores afirma que a煤n no hay faltantes porque la gesti贸n anterior, previendo lo que pod铆a pasar, dej贸 la cantidad necesaria para suplir algunos meses. Sin embargo, ya聽hay funcionarios provinciales que intentan poner freno al acceso a estos f谩rmacos.聽鈥淓stamos atentas para que esa medicaci贸n llegue a destino. Cuando hay mermas no es porque falte sino porque los gobiernos de turno no quieren facilitarla鈥, afirma la militante que recuerda que las redes de socorristas siguen garantizando, como en el momento previo a la ley, los abortos seguros. 鈥淟a presidencia est谩 ocupada por un sujeto cruel y espantoso que defiende la libertad de los monopolios, oligopolios y grandes empresas. La libertad que tanto predica es para ellos, no para la ciudadan铆a. Ya es de p煤blico conocimiento el odio que le tiene a los feminismos. Son muchos frentes, pero no tenemos miedo鈥.聽

Pasadas las 18 horas mientras el sol bajaba y el calor se convert铆a en lluvia de verano, se ley贸 sobre el escenario un documento titulado 鈥淎c谩 estamos: Fuimos marea, seremos tsunami鈥 en voz de la periodista Liliana Daunes. En el mismo se pidi贸 basta de hambre y la derogaci贸n del DNU, se repudiaron los despidos masivos y se denunci贸 la violencia machista, entre otros puntos. 鈥淧aramos contra la ultraderecha, el ajuste y el FMI, como venimos haciendo en las calles, en las asambleas barriales organizadas desde el 20 de diciembre, en cada punto del pa铆s. Nuestra organizaci贸n fue fundamental para derribar la Ley 脫mnibus, que fue derrotada en las calles鈥, se posicionaron nuevamente mujeres, lesbianas, travestis, trans, no binaries e intersex, con la fuerza heredada de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.聽鈥淣i un paso atr谩s鈥, plantearon los feminismos que, como supo decir Mar铆a Elena Walsh, no tienen odio, tienen bronca.聽

Compart铆

Comentarios

Dalia Cybel

Historiadora del arte y periodista feminista. Fan谩tica de los libros y la siesta. En Instagram es @orquidiarios