Apuestas y juegos online: una adicci贸n que se extiende entre los adolescentes

馃捀 Impulsadas por famosos e influencers, las apuestas online aumentan en la poblaci贸n adolescente. El Grito del Sur se comunic贸 con Mariela Coletti, directora de Entrelazar, para conocer m谩s a fondo el fen贸meno.

鈥淓sto es como una adicci贸n sin sustancia, como si el dinero pudiera convertirse en droga鈥, explica Mariela Coletti, psic贸loga y directora de Entrelazar, un renombrado centro de investigaci贸n y tratamiento de adicci贸n al juego en Argentina.

La ludopat铆a es la incapacidad de un sujeto para poner fin a la pr谩ctica de los juegos de azar y las apuestas a pesar de conocer sus consecuencias negativas. La misma tiene que ver con liquidar bienes, sean materiales o no. Si bien la patolog铆a se genera a partir de una relaci贸n enfermiza con el juego, a lo largo de esta entrevista Coletti enfatizar谩 en que el problema sucede m谩s all谩 del objeto, cuando se crea una dependencia. 

Cuando pensamos en la ludopat铆a, con frecuencia se nos viene a la cabeza un sujeto var贸n de mediana edad que frecuenta quinielas, hip贸dromos y casinos. Si bien en alg煤n momento esto fue as铆, el panorama comenz贸 a cambiar cuando llegaron las apuestas online, con la facilidad de tener la adicci贸n al alcance de la mano. La nueva modalidad propici贸 que la mala relaci贸n con el juego comience a presentarse cada vez en poblaciones m谩s j贸venes, siendo a煤n m谩s dif铆cil de detectar por el anonimato que permite.

鈥淣osotros hace mucho ve铆amos un cambio de perfil en los casos de ludopat铆a. Hace 50 a帽os, la mayor铆a de las personas que la presentaban eran hombres de mediana edad con problemas con sus v铆nculos. Luego se agregaron las mujeres con la incursi贸n de las tragamonedas, que fueron la vedette de los juegos de azar durante d茅cadas. Hace unos diez a帽os, lo que vemos es que las apuestas online comenzaron a expandirse en el p煤blico joven y adolescente鈥, afirma Mariela.

鈥淐uando es entre adolescentes, incluso llega a generarse una competencia en el mismo colegio a ver qui茅n gana m谩s. Cuando es entre los j贸venes, lo que suele suceder es que por la presi贸n de poder independizarse de la familia lo consideran como el camino m谩s f谩cil para conseguir ingresos. Con la ilusi贸n de poder hacerse de dinero terminan poniendo en jaque su vida鈥, cuenta.

La falta de contenci贸n y la ausencia de tratamiento id贸neo llevan a que en muchas ocasiones los adolescentes usen inclusive el tiempo de recreo o falten a clase para practicar el juego patol贸gico. 鈥淗ay una hiper valoraci贸n del dinero por parte de toda la sociedad y especialmente de los m谩s j贸venes que impacta mucho. Todos quieren ganar millones en dos minutos鈥, repone Coletti. 

Si bien es dif铆cil conocer la masividad del fen贸meno, en 2018 la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) incluy贸 la adicci贸n a los videojuegos como enfermedad mental y, seg煤n la organizaci贸n espa帽ola 鈥Pantallas Amigas鈥, la edad promedio a la que los j贸venes comienzan a utilizar videojuegos de manera diaria se sit煤a en los 11 a帽os, siendo m谩s varones que mujeres.聽

Algunos de los factores desencadenantes de la adicci贸n pueden ser la conexi贸n excesiva a internet, la carencia de filtros en los contenidos para menores, la falta de l铆mites por parte de los tutores, la dependencia patol贸gica del tel茅fono m贸vil y el ocio mal tramitado. Adem谩s, la ludopat铆a en la adolescencia puede ser resultado de conductas y carencias vividas en la infancia.  

鈥淗ay dos factores claves en este fen贸meno: por un lado, los influencers y los famosos comenzaron a publicitar las p谩ginas de apuestas en sus perfiles, creando un contenido muy peligroso. Por otro lado, la digitalizaci贸n del dinero y el acceso a billeteras online propicia que los adolescentes tengan acceso a nuevas formas de pago. Es muy f谩cil para los chicos hoy apostar a trav茅s de cuentas propias o ajenas鈥, explica Mariela. 鈥淓se contexto hizo que entre los adolescentes, especialmente los varones, que tienen un arraigo muy fuerte con el dinero y lo asimilan a la idea de triunfar, se expanda cada vez m谩s鈥.

La adicci贸n se puede generar en cualquier estrato social y g茅nero, pero usualmente sucede cuando la persona tiene ciertos rasgos de personalidad vulnerables. Estos dispositivos tecnol贸gicos generan una forma de segregar cortisol y dopamina, hormona y neurotransmisor relacionados con la felicidad. Cuando aparece la adicci贸n al juego puede ser un modo de distraerse de dolores, duelos dif铆ciles, frustraciones amorosas, de paliar soledades o tapar angustias. En el caso de los adolescentes, el juego online -tanto de apuestas como en red- hace que el sujeto se sumerja en esa realidad virtual, algo semejante a lo que ocurre en las m谩quinas tragamonedas. El sujeto se abstrae y todo alrededor parece detenerse.聽

驴Cu谩l es el rol del Estado?

Recientemente, la senadora Laura Clark -en colaboraci贸n con Faro Digital- present贸 en el Senado de la Provincia de Buenos Aires un proyecto de ley para prevenir la ludopat铆a en adolescentes. El mismo crea un programa dedicado a j贸venes de entre 12 y 18 a帽os que sean estudiantes de instituciones tanto p煤blicas como privadas. La intenci贸n se basa en promover pol铆ticas activas y espec铆ficas sobre ludopat铆a en esta poblaci贸n. Adem谩s busca formar al cuerpo docente e instaurar la primera semana de septiembre como Semana Provincial de la Prevenci贸n de la Ludopat铆a en Adolescentes, fomentando el uso consciente y reflexivo de las plataformas digitales. La posible ley impulsa la creaci贸n de informes de impacto relevando la implementaci贸n de dichas pol铆ticas. Se trata de no solo abordar las consecuencias individuales de la ludopat铆a, sino tambi茅n comprenderla como un problema cultural que requiere atenci贸n y acompa帽amiento. As铆 se integra el paradigma de los cuidados y la ciudadan铆a digital incorporando el trabajo pedag贸gico sobre lo l煤dico bajo la consigna 芦que el juego no te gane禄.

Seg煤n los fundamentos del proyecto, se calcula que en Argentina hay unas 19 millones de personas que apuestan asiduamente, mientras 7 de cada 100 argentinos pueden ser considerados adictos. Por su parte, un informe de Global Online Gambling Market del a帽o 2020 revela que las casas de azar online recaudaron en ese a帽o 65.316 millones de d贸lares y se proyectan m谩s de 130.000 millones de d贸lares para el 2027.

鈥淓l Estado deber铆a garantizar que se prevenga, se trate, se realicen campa帽as de difusi贸n, que se sepa que no es una pavada. Mientras m谩s gente apuesta, m谩s probabilidad hay de que la persona se vuelva adicta. Si vos no pon茅s restricciones y permit铆s las publicidades, despu茅s no sirve de nada que pongas un cartel en la calle diciendo que el juego compulsivo es malo鈥, contin煤a Coletti y retruca: 鈥淓l Estado no ha hecho m谩s que favorecer la profusi贸n de todo esto禄.

Seg煤n un informe realizado por Playtech, 9 de cada 10 argentinos consultados asegur贸 ser 芦responsable禄 a la hora de jugar en l铆nea. Sin embargo, la mayor铆a de los usuarios (un 53%) vincul贸 la responsabilidad con los posibles problemas econ贸micos de una pr谩ctica compulsiva. El 84% de los argentinos encuestados nunca recibi贸 una advertencia sobre su nivel de juego, una cifra que en comparaci贸n con la regi贸n es alta. En聽Brasil, por ejemplo, el 52% de los encuestados dijo haber sido alertado sobre su comportamiento. Del informe se desprende queuna de cada tres personas (33%) en promedio en Latinoam茅rica recibi贸 una advertencia sobre su nivel de ludopat铆a.

鈥淐uando se convierte en una patolog铆a comienza a haber malos manejos del dinero, irritabilidad por la p茅rdida y euforia cuando se gana. Son cambios bruscos que tal vez el entorno no entiende a qu茅 se deben. Las personas empiezan a mentir para ocultar los vaivenes de dinero e incluso llegan a sustraer bienes a miembros de la familia鈥, asevera la psic贸loga. 鈥淒esde lo subjetivo, la persona sabe que se volvi贸 adicta cuando es lo que m谩s le importa en la vida. Cuando el juego no le permite disfrutar de otros espacios. La adicci贸n los va colonizando y se sienten cada vez m谩s tomados鈥.

Tratarse para salir a flote

Desde Entrelazar advierten que el tratamiento no es sencillo ni lineal, que hay reca铆das, mentiras y frustraciones. Ante 茅stas, invitan a 鈥渟ostenerse en el deseo de seguir el tratamiento y no bajar los brazos鈥. 鈥淣uestro trabajo consta de entrevistas individuales y vinculares articuladas entre s铆. Si es necesario, seg煤n el caso, tambi茅n interviene un psiquiatra y se receta medicaci贸n porque a veces la adicci贸n al juego aparece como s铆ntoma de problemas psiqui谩tricos de base鈥, aporta la psic贸loga.

鈥淓l juego es una pr谩ctica que se va instalando subrepticiamente, que se minimiza mucho y cuando empieza a cambiar de color uno no se da cuenta. Nadie te va a decir 鈥and谩 a consumir coca铆na鈥, pero no ven la misma relevancia si le apost谩s a un Boca-River. Muchas veces los pacientes creen que no tienen ning煤n problema o que si dejan de jugar ya est谩 resuelto. No ven que es una patolog铆a鈥.

芦Nosotros ponemos el foco en lo subjetivo鈥, advierte la entrevistada. 鈥淣o se trata solo de dejar de apostar, sino de trabajar lo que est谩 por detr谩s de la adicci贸n. Nuestra manera de abordarlo no es punitiva, sabemos que la persona no va a dejar de jugar hasta que no pueda hacer un giro鈥, concluye la especialista.

Desde la p谩gina de Entrelazar explican que el prop贸sito del tratamiento es que el sujeto capte para qu茅 se entrega al juego de ese modo excesivo, que construya una vida sin tantas repeticiones, sepa c贸mo enfrentarlas y tome responsabilidad por sus actos, tanto los voluntarios como los involuntarios. 鈥淟o que comprobamos es que mediante el trabajo, se recupera y encuentra sustituciones a esa pasi贸n desmesurada鈥, finalizan.

Compart铆

Comentarios

El Grito del Sur

El Grito del Sur es un medio popular de la Ciudad de Buenos Aires.
Fundado el 23 de septiembre de 2012 en el natalicio de Mariano Moreno.