Abuelas, Madres Línea Fundadora, Familiares y el CELS, entre otros, convocan a marchar desde el centro a partir de las 12 del mediodía. La izquierda, encuadrada en el Encuentro Memoria Verdad y Justicia, lo hará a las 15 desde el Congreso.

Finalmente serán dos las marchas, convocadas en horarios y puntos de encuentro diferentes, las que confluirán mañana en Plaza de Mayo para conmemorar el 42 aniversario del golpe cívico militar. Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Serpaj, Familiares, la APDH y el CELS, entre otros, se encontrarán a las 12 en la esquina de Avenida de Mayo y Tacuara. Mientras que la columna de la izquierda, encuadrada en el colectivo Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, convoca a marchar desde el Congreso a partir de las 15.

“Siempre hay diferencias, pero tenemos que tener en cuenta que la lucha tiene que ser unificada”, se lamentó en diálogo con El Grito del Sur Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. “Las peleas son discusiones de un estado actual, de diferencias del momento, por eso tenemos que tener en claro que hay que seguir adelante, en la resistencia del dia a día”, agregó.

Las intenciones de unificar a todos los organismos en una sola columna, como no se ve hace años, se volvieron a chocar con las diferencias históricas. Desde el espacio que encabeza Abuelas y Madres Línea Fundadora se un “llamado a la unidad”, lo que muchos medios interpretaron como un hecho. Pero enseguida desde la izquierda desmintieron esa información y ratificaron que harán su propio recorrido, bajo la consigna “independencia de todos los gobiernos”, en obvia alusión a sus diferencias con los espacios que durante los últimos doce años acompañaron al kirchnerismo.

La unidad, “resulta necesaria por el reclamo de la libertad de las presas y presos políticos y para denunciar los retrocesos en las políticas de Estado de Memoria, Verdad y Justicia, la lentitud en los procesos judiciales y la pretensión del gobierno de otorgar indiscriminado de las domiciliarias a los genocidas”, remarcó Abuelas de Plaza de Mayo en el último de sus comunicados difundidos.

En lo que sí hay acuerdo es en la posición frente al Gobierno. En sus respectivos actos, referentes de Derechos Humanos de uno y otro espacio leerán mañana frente a miles de personas documentos con fuertes críticas a la situación económica, la política de Derechos Humanos y el manejo de las fuerzas de seguridad de Cambiemos.

Una de las principales preocupaciones de los organismos es la posibilidad de que varios genocidas de renombre, incluido Alfredo Astiz, vuelvan a sus casas bajo la figura de prisión domiciliaria. “Hay un listado de 100 y pico de pedidos de domiciliaria, es una barbaridad”, se quejó en diálogo con este medio Graciela Lois, de Familiares de Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas y Gremiales.

Lois sostiene que se juzga con varas diferentes según convenga, “cuando la Pando habla de la Pro Vida festejan pero después se ponen a justificar el fusilamiento a un ladroncito de 12 años o los crímenes que diezmaron a toda una generación”.

Cortinas Coincide en que “se han atrasado 100 años. Sucede que este gobierno tiene odio hacia el pueblo, tiene un veneno muy dañino incluso para sí mismo. Pero a nosotros no nos daña porque estamos muy fuertes y no van a conseguir lo que quieren porque ese veneno genera rebelión”.