IPC Ciudad

94 mil porteños cayeron bajo la línea de pobreza en el último año

Las cifras se desprenden del IPC de la Ciudad de Buenos Aires, que reveló un aumento de la canasta básica de un 60% en el último año. Una familia tipo y con vivienda propia precisa $31.000 pesos para no caer debajo de la línea de la pobreza.

El recientemente publicado Índice de Precios de la Ciudad (IPC) presenta una serie de cifras alarmantes que ilustran de cuerpo entero la crisis que vive la economía argentina. El indicador señala que el valor de la canasta básica aumentó un  60% en el último año, un 2,2% solamente en el mes de junio, y acumula un 22,7% en el último semestre.

Asimismo, el informe resalta que una familia tipo, con dos adultos económicamente activos y con vivienda propia, precisa 31 mil pesos para no caer debajo de la línea de pobreza y la canasta básica para ese mismo hogar supera los 15 mil pesos, cifra superior al valor del salario mínimo establecido por el gobierno nacional.

Las cifras de la Dirección de Estadística muestran un aumento de los niveles de pobreza e indigencia en el distrito más rico y desigual de Latinoamérica: mientras 94.000 personas cayeron debajo de la línea de la pobreza, en el último año se suman unos nuevos 52 mil indigentes. A estos datos se añaden las más de 7 mil personas en situación de calle que evidenció el último censo realizado por las organizaciones que trabajan la problemática. El trabajo censal detectó también que un 6% de los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires registraron ingresos por debajo de la canasta básica alimentaria.

“Para que no haya más gente en la calle lo primero que hay que hacer es cambiar el Gobierno”

Los datos son más preocupantes cuando se segmentan sobre poblaciones más vulnerables. En el caso de una pareja de jubilados, la línea de indigencia alcanzó los 7,595 pesos, con una jubilación mínima que, en el caso de percibirse, apenas supera los 11 mil pesos. Por su parte, un hogar unipersonal con vivienda propietaria precisa unos 11 mil pesos para no ser considerado pobre, un 60% más que el año pasado. El impacto también es grave en la juventud: según el Indicador de Calidad de Vida Joven, desarrollado por el Centro Génera, el impacto inflacionario en la población joven es 2% mayor a la inflación general.

Las cifras se presentaron a menos de tres semanas para las elecciones, que definirán al próximo Jefe de Gobierno y en las que el actual mandatario, Horacio Rodríguez Larreta, se presenta para revalidar su mandato.