Educación en retroceso

Un año más sin vacantes en la Ciudad

Los gremios docentes denuncian que ya hay faltante de vacantes para el ciclo lectivo 2020. En la ciudad más rica del país, Horacio Rodríguez Larreta deja a cientos de chiques sin lugar en la escuela pública.

A tres meses de un nuevo comienzo de clases, ya se conoció un faltante de vacantes en escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires para el ciclo lectivo 2020. Los datos que surgen a partir de las inscripciones online demuestran que, una vez más, miles de chiques quedarían afuera de la escuela pública. Desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) denuncian que, en la ciudad más rica del país, el macrismo ha generado largas filas de familias en la puerta de las escuelas.

A la desinversión en educación que se plasma en el Presupuesto 2020, se le suma la crisis económica y la pérdida de poder adquisitivo que generan mayor demanda en las escuelas estatales. Así, las familias deben elegir entre la total desprotección o estirarse para alcanzar la cuota de un colegio privado, una de las estrategias que ha generado Cambiemos. Si bien la educación desde los 45 días de vida es un derecho humano reconocido por la Constitución de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, reelecto por cuatro años más, no parece estar preocupado por cumplirlo. “La situación no es una consecuencia no deseada de sus políticas. Se inscribe en la línea de ‘desescolarización’ que promueve el neoliberalismo en educación y el mejor ejemplo de ello es el intento de cierre de las escuelas nocturnas o del Jardín Maternal en el Ramos Mejía”, manifestaron desde el sindicato docente.

Además, en la UTE advierten sobre el mal estado de las escuelas en la Ciudad, con falta de mobiliario y deterioro de las condiciones edilicias y el riesgo que supone la presencia de asbesto en escuelas, como sucedió en el Lenguas Vivas.

«La escuela es el principal obstáculo para el neoliberalismo»

Como explicó UTE al comienzo de este año, mientras en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el gasto en deuda pública siguió creciendo, el de educación cayó en términos reales un 15% durante la gestión de Larreta. Además, el gasto por alumno y por unidad educativa este año se encontró en el nivel más bajo desde 2013. Si bien el 63% del gasto educativo se destinó a salarios, el 19% -casi un quinto de los fondos- fueron transferencias mayormente al sector privado.

A estos datos se suma que, como informó este medio, la peatonalización de la Avenida Corrientes le costó a la Ciudad 174 millones de pesos, presupuesto con el cual se podrían haber construido seis jardines de infantes y reducir drásticamente la problemática de la falta de vacantes.

UTE y CTERA realizaron ayer una conferencia de prensa en la Legislatura porteña denunciando la situación. “La continuidad de Soledad Acuña y la política educativa que encarna es la ratificación de la línea mantenida por el Gobierno de la Ciudad que rechaza el diálogo, desconoce las legítimas demandas de las comunidades educativas, no garantiza las mínimas condiciones de seguridad edilicia y avanza con intervenciones punitivas”, explicaron en el documento leído.

“La privatización encubierta de la educación de la Ciudad también se manifiesta en la inclusión de empresas fundaciones y organizaciones que tienen a su cargo no sólo áreas de gran presupuesto como la inversión en tecnología, mantenimiento e infraestructura sino la implementación de la ESI que va en contra del derecho más básico de una educación sexual integral científica con perspectiva de género y que respete a la IVE”.

Además volvieron a resaltar que, si bien CABA tiene el PBI per cápita más grande del país, es la quinta jurisdicción en el porcentaje destinado a educación. “Las prioridades políticas de Juntos por el Cambio en la Ciudad reproducen las que tuvieron hasta ahora en la Nación, privilegiando las políticas represivas y el pago de la deuda externa en contra de los intereses del pueblo. Por eso decimos basta de recorte para la escuela pública”.