¿Qué comen les niñes en las escuelas de CABA?

«Larreta tiene que dar explicaciones sobre lo que comen nuestros pibes»

El jefe de Gobierno porteño volvió a estar en el centro de las críticas, luego de que casi 40 niños y niñas de una escuela de Caballito debieran ser hospitalizados por una intoxicación producto de la comida ingerida en el comedor escolar.

La administración de Horacio Rodríguez Larreta continúa acumulando conflictos educativos: esta semana se volvió a poner sobre la mesa la discusión sobre los comedores escolares de la Ciudad, luego de que 37 niños y niñas de la escuela primaria «Ernesto Padilla» terminaran intoxicadas producto de la tarta de verdura que almorzaron. Los reclamos que se desprenden del funcionamiento de los comedores son numerosos y vienen desde hace largo tiempo, pero esta semana estalló con ese incidente y tanto las comunidades educativas como la oposición política plantaron bandera para discutir qué se come en las escuelas, el sistema de becas, las raciones de comida que se envían y la enorme cantidad de niños y niñas que no son contemplados en el plan alimentario del Gobierno porteño.

En ese marco, dos legisladoras porteñas por el Frente de Todos, Maru Bielli y Ofelia Fernández, presentaron un proyecto de declaración para poner de manfiiesto su preocupación por el estado general de los comedores escolares de la Ciudad de Buenos Aires. «Hay más de 30 chicos y chicas intoxicadas por la basura que reparten llamándole comida», dijo Ofelia Fernández durante la sesión en la que el oficialismo se negó a discutir el tema.

Según adelanto en una entrevista a este medio, la legisladora de 19 años viene trabajando desde hace semanas en un proyecto de ley para repensar el funcionamiento de los comedores escolares y modificar la comida que se distribuye a las escuelas. Su idea es reemplazar las concesionarias contratadas por el Gobierno de la Ciudad por cooperativas gastronómicas y cooperativas rurales que garanticen una alimentación mucho más variada y sin agrotóxicos a los niños y las niñas porteñas.

Actualmente la concesionaria encargada de distribuir los alimentos a la escuela primaria Padilla es Lamerich SRL., empresa a la que se le renovó la licitación hasta 2020 por una suma de 613 millones de pesos. Un dato no menor es que, desde 2018 a la fecha, dicha concesionaria ya cuenta con dos multas del Gobierno de la Ciudad, algo que no ha provocado que el Ministerio de Educación -a cargo de Soledad Acuña- decida dar marcha atrás en el convenio acordado con la empresa.

«Es necesario que el jefe de Gobierno dé explicaciones sobre lo que comen nuestros pibes en Caballito. Este hecho es de una gravedad muy importante porque está en riesgo la salud de cientos de chicos y chicas. La comunidad educativa de la Comuna 6 necesita respuestas y acciones concretas por parte de Larreta», expresó el comunero del Frente de Todos, Osvaldo Balossi.

El día en que casi 40 niños y niñas terminaron intoxicados e intoxicadas, los alimentos entregados por Lamerich SRL. fueron: magdalenas y yogurt (para el desayuno), tortilla de verdura con arroz, manteca y queso (para el almuerzo), y helados de agua (para el postre). «Se tomaron muestras, se revisaron los vencimientos, se controlaron los certificados. Además se enviaron inspecciones a la concesionaria a fin de tomar muestras de la comida que se repartió esa jornada», informaron desde la cooperadora de la escuela.

Dado que los análisis demorarán algunos días, ya decidieron tomar algunas precauciones: momentáneamente no se entregaran alimentos congelados y/o prefabricados. «Estamos en alerta y ocupándonos con los respectivos organismos a fin de llegar a una respuesta lo antes posible, y esperando que las chicas y los chicos de la Padilla se recuperen pronto para volver a sus clases de forma normal», finaliza el comunicado que difundieron los directivos de la escuela a las familias.