Críticas al Gobierno porteño

Confirman los primeros dos casos de coronavirus en la Villa 20

El COVID-19 llegó a la Villa 20 de Lugano, donde el Gobierno porteño ya confirmó dos casos. Las personas contagiadas ya se encuentran asiladas. Las organizaciones sociales reclaman mayor presencia del Estado a la hora de garantizar los derechos básicos y la asistencia para poder cumplir con la cuarentena obligatoria.

A los dos casos confirmados de coronavirus esta semana en la Villa 31, se sumaron otros dos en la Villa 20 de Lugano. La información ya circulaba desde ayer entre los vecinos del barrio, y el Instituto de la Vivienda (IVC), que lleva adelante el proceso de urbanización, lo terminó de confirmar esta mañana.

Se trata dos personas que ya están «cumpliendo estrictamente el aislamiento obligatorio», según informó el Gobierno porteño en un comunicado reciente. «A partir de la confirmación de los positivos para coronavirus, se realizó el control de foco de los familiares convivientes y se encuentran realizando estricta cuarentena con la asistencia necesaria por parte del equipos del IVC y el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat», explicaron desde el IVC.

«Desde el primer día de la cuarentena estamos trabajando en forma articulada con los CESAC 18 y 43 para efectuar la identificación temprana de casos, la implementación del control de foco por cercanía y la asistencia continua que garantice efectivo cumplimiento de la cuarentena por el bien de todo el Barrio 20», agregaron desde el Gobierno de la Ciudad.

Las organizaciones populares del barrio, sin embargo, vienen exigiendo desde el inicio de la cuarentena una mayor presencia del Estado porteño a la hora de garantizar derechos básicos, teniendo en cuenta que el hacinamiento y las condiciones precarias de la estructura de servicios conllevan un sacrificio mayor a la hora de cumplir con la cuarentena, a lo que se suma la caída de la changa y de buena parte de los ingresos de las familias.

«Exigimos al Gobierno de la Ciudad que implemente medidas urgentes para paliar dicha situación y contener la expansión y circulación local del coronavirus donde hoy ya padecen dengue, tuberculosis y sarampión, entre otras enfermedades», advirtieron desde la Red de Lugano.

Advierten que podría haber un alto índice de deserción universitaria

Los vecinos denunciaron también que «no es posible un asilamiento obligatorio si el Estado no adopta medidas que acompañen y posibiliten el mismo. La labor militante de las organizaciones sociales y comunitarias y de los trabajadores de las diferentes instituciones descentralizadas no alcanza. Se requieren medidas urgentes, claras y adecuadas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para que la población vulnerable también tenga el derecho a cuidar de su salud y de hacer su aislamiento social como el resto de los vecinos de la Ciudad».

«En materia de políticas de salud, el barrio de Lugano presenta un reclamo histórico de 34 años por la falta de un hospital que no logra resultado y que hoy presenta sus consecuencias más adversas. Lugano no cuenta con un nosocomio que pueda albergar internaciones y tratamientos adecuados para los afectados por la pandemia y las otras enfermedades, en especial el dengue que ha subido exponencialmente el número de infectados», agregaron.