Polémica por el conteo de muertos por coronavirus en la Ciudad

«La Ciudad, tarde o temprano, va a tener que mostrar sus números”

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, va por nuevas aperturas en la Ciudad en medio de un debate por el conteo de los muertos reales por COVID. El legislador del Frente de Todos, Javier Andrade, pidió que sea convocado a la Legislatura para aclarar la situación. "La Ciudad empezó a cargar casi un 90% más de fallecidos diarios después de nuestro anuncio", disparó por su parte el ministro bonaerense, Daniel Gollán.

La provincia de Buenos Aires ya dio el puntapié inicial de una tendencia que podría ser nacional: «actualizó» a fines de septiembre unos 3523 nuevos muertos por COVID-19 que no habían sido reportados en relevamientos previos. El anuncio fue acompañado de una suerte de reordenamiento del sistema de conteo hacia adelante y de un debate político: ¿hasta dónde hubo «transparencia» en los registros de fallecidos por la pandemia y qué deberían hacer el resto de los distritos?

El primero en recoger el guante fue el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, quien eligió, hasta ahora, el camino opuesto: «Estamos reportando permanentemente nuestras estadísticas y, como ha pasado en todo el mundo, en pleno pico pudo haber una demora que se va trabajando y corrigiendo”, dijo en conferencia de prensa. Desde hace varias semanas, la Ciudad viene de todas formas «actualizando» datos de muertos de meses anteriores.

Ante ese panorama, el legislador Javier Andrade (Frente de Todos) solicitó que la Legislatura convoque a Quirós para dar explicaciones sobre el método de conteo frente a la comisión de Salud. «Necesitamos saber con precisión la cantidad de fallecidos», dijo Andrade. Lo que se discute es si en realidad, frente a la voluntad permanente de realizar aperturas del Gobierno porteño, no hay una falta de transparencia en los datos que no permite dimensionar la magnitud del problema.

«El Gobierno porteño no puede hacer un diagnóstico acertado y evaluar correctamente las políticas públicas si no cuenta con la información detallada en tiempo real», disparó el legislador. Ahí radica la discusión política: Horacio Rodríguez Larreta busca no sólo una apertura en el plano educativo, un conflicto de larga data con las autoridades nacionales, sino que ya avisó que el próximo paso son los shoppings y otras actividades comerciales de la Ciudad.

¿Son compatibles nuevas aperturas con un «sinceramiento» de los casos reales en simultáneo? Si bien los números de contagios en la Ciudad vienen estancándose hace más de dos semanas, y algo similar sucede en la Provincia, todavía hay resquemores entre ambas jurisdicciones sobre el manejo conjunto de las decisiones, que repercuten a ambos lados de la General Paz. Pese a todo, en el AMBA el porcentaje de camas ocupadas de terapia intensiva se mantiene estable por debajo del 65 por ciento.

De todas formas, el ministro de Salud de la Provincia, Daniel Gollán, alertó sobre cómo la Ciudad comenzó a cargar mayor cantidad de muertos «por goteo» durante las últimas semanas. “En la Ciudad de Buenos Aires, entre el 1 y el 24 de septiembre se cargaban 34 pacientes fallecidos por día. Después de que hiciéramos el anuncio, cargaban 59 de promedio diario: casi un 90% más. Esto va a seguir así porque la Ciudad de Buenos Aires no tiene todavía los sistemas informáticos que desarrollamos en la Provincia: el sistema de defunción digitalizado y el sistema de gestión de camas”, disparó.

¿Cuál es la diferencia entre el conteo de un distrito y el otro? La Provincia unificó las bases de datos de los sistemas público y privado, a través de un sistema nuevo de «gestión de camas» que permite acelerar el conteo y reemplazar la fuente principal de información hasta entonces, el famoso SISA, más lento. El día que debutó el nuevo sistema, se actualizaron más de 3500 muertes en un solo día, lo que disparó el conteo y puso a la Argentina como uno de los países con mayor número de muertos por millón de habitantes de la región, sólo superado por Brasil. Ese crecimiento repentino, se confía, hará que el conteo hacia adelante baje drásticamente. La Ciudad, en cambio, está realizando una «actualización» día a día de casos no cargados anteriormente, lo que redunda en una «meseta alta» de muertes mucho más extendida en el tiempo.

«En los últimos 15 días, CABA reportó casi 200 muertes correspondientes al mes de julio. Estamos en octubre y siguen agregando a diario fallecidos de esos días. Al momento, y solo con los agregados en estos últimos 15 días, las muertes de julio aumentaron un 22%», graficó el bioinformático e investigador del COCINET Rodrigo Quiroga, uno de los especialistas que sigue de cerca los números de la pandemia a nivel nacional.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Lammens se reencontró con Larreta y le habilitó 60 millones de pesos para infraestructura turística