Un proyecto que busca resolver la emergencia docente en la Ciudad

👩🏻‍🏫 La legisladora del Frente de Todos, María Bielli, presentó un proyecto en la Legislatura porteña para empezar a resolver la problemática de la falta de docentes en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires.

Foto: Cristina Sille

En la Ciudad de Buenos Aires faltan docentes. Esta demanda llega desde las comunidades educativas hasta el propio Gobierno porteño, y ante esta situación la docente y legisladora del Frente de Todos, María Bielli, presentó un proyecto de ley de Abordaje Integral de la Emergencia Docente, que busca dar respuesta a esta problemática. «Por supuesto que la emergencia tiene múltiples causas. La multiplicidad de oferta educativa que tiene la Ciudad, el nivel salarial de quien ejerce la docencia, y por supuesto, en términos simbólicos, la falta de reconocimiento que tiene esta tarea que es central para el desarrollo de nuestras sociedades, son algunas de las causas más complejas y estructurales. Pero, por otro lado, también la falta de políticas que acompañen y promuevan la formación docente en nuestra ciudad», precisó la legisladora a El Grito del Sur.

El proyecto busca resolver la falta de docentes en el territorio porteño mediante una serie de medidas que atienden distintas aristas que se desprenden de esta problemática. Por un lado, la asignación estratégica de un sistema de becas para les estudiantes de aquellas carreras que en los últimos cuatro años hayan presentado una situación de emergencia. «Las becas son fundamentales para acompañar la trayectoria de la formación docente, ya que son carreras que demandan una gran disponibilidad horaria, fundamentalmente en los últimos tramos. En la actualidad, de todo el nivel terciario, sólo el 0,7% tiene una beca», señaló Bielli.

Por otra parte, teniendo en cuenta la fuerte feminización de la carrera docente, se busca aplicar el Programa de Alumnas Madres y Alumnos Padres, que establecería una prioridad en la cercanía de la asignación de vacantes del nivel inicial para les hijes de les estudiantes de las carreras docentes. Y la idea es también crear espacios de cuidado que estén destinados también a esta población del estudiantado del nivel terciario.

Por último, la propuesta legislativa contempla otros dos ejes: en primer lugar, el refuerzo del rol de las tutorías en los institutos superiores de formación docente, para lo que cada institución -de acuerdo a sus características- promoverá proyectos que pongan en el centro de la escena el acompañamiento de las trayectorias educativas; y en segundo lugar, el fortalecimiento del programa de «Maestros Itinerantes», que depende de cada distrito y contempla los cargos de suplencias cortas a cubrir en las escuelas.

«En la Ciudad se abren todos los años listados de emergencia porque no llegan a cubrirse todos los cargos y horas que se necesitan en el sistema», advirtió la legisladora del Frente de Todos. En los últimos años, los listados se abrieron aproximadamente entre mayo y julio: en 2017, por ejemplo, ocurrió en mayo para nivel inicial y en julio para el nivel superior; en 2018 se abrió en junio para inicial y primaria; y en 2019 se abrió en mayo para media, técnica, artística y escuelas normales. «La demora en habilitar la inscripción hace que queden grados y horas de materias sin cubrir hasta que finalmente se abre dicha inscripción», reforzó Bielli. «Esta situación no puede analizarse como un dato de la realidad inmodificable. Por el contrario, se requieren políticas que tiendan a resolverla».

En este sentido, la joven diputada con larga trayectoria en las luchas educativas (acompañando, entre otros, los reclamos del Isauro Arancibia y la pelea por el reconocimiento del profesorado de la Villa 31 Dorita Acosta) planteó que no hay que resignarse frente a la actual desidia educativa del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, sino que por el contrario es necesario construir un plan y una agenda con mayor equidad «para cuando nos toque vivir en una Ciudad más justa». «Estoy convencida de que tenemos que construir nuestro horizonte, ponerle hoja de ruta a nuestro futuro en la Ciudad», sostuvo. «Estamos hace muchísimos años dando respuesta a la embestida del gobierno porteño: si no es el intento de cierre a las escuelas nocturnas, es el intento de cierre de los profesorados, la falta de viandas en las escuelas o la falta de vacantes -agrega-. Bien sabe de resistencia la comunidad educativa de la Ciudad, que muchas veces ha sido barrera de contención para que no se avance con políticas de desguace del sistema». Finalmente, aclaró que «es momento de construir iniciativas», porque «sino, el límite de lo posible lo construyen ellos. Y nosotres tenemos que seguir empujando hacía una educación de calidad para todes».

Compartí

Comentarios

Christopher Loyola

Community manager autodidacta. Mi única relación tóxica es con las redes sociales. El reggaetón es mi terapia y el perreito mi rutina diaria. Militante de la educación pública y seguidor de la agenda de las juventudes. Estudio -o al menos lo intento- la Tecnicatura en Política, Gestión y Comunicación de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV). Soldado del invierno y catador de milanesas ahre.