Una sentada contra las prácticas laborales

🗣️ Estudiantes de la Escuela Superior de Educación Artística en Danza N° 1 realizaron una protesta contra las condiciones de las prácticas laborales obligatorias impulsadas por el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

Estudiantes de la Escuela Superior de Educación Artística (ESEA) en Danza N° 1 “Prof. Nelly Ramicone” hicieron una sentada esta mañana de forma pacífica sobre la vereda de la escuela, ubicada en Fonrouge 711 en el barrio porteño Liniers, en reclamo por las condiciones de las prácticas laborales obligatorias anunciadas este lunes por el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

La escuela secundaria es de doble jornada y allí cursan conjuntamente Bachillerato en Educación por la mañana, y la carrera de Intérprete en Danza Clásica y Contemporánea por la tarde y horario vespertino, o Intérprete en Danzas Folklóricas (argentinas y Tango) solo por la tarde.

“Comprendemos que las pasantías tienen carácter obligatorio y que no podemos no hacerlas, pero lo que queremos es que esto no afecte a nuestra carrera -de Danzas- que es lo más importante para nosotros”, explicó a El Grito del Sur Paula Cervi, estudiante de quinto año de la orientación Danza clásica y contemporánea y quien forma parte del Centro de Estudiantes desde primer año.

Fotos: Florencia Ferioli

En quinto año son aproximadamente 120 estudiantes. Con reclamos precedentes, hasta el momento lxs estudiantes lograron que no los enviaran a cumplir con las prácticas laborales en ubicaciones alejadas de la escuela como el distrito 2.  Hasta ahora las prácticas laborales en esta escuela iniciaron solo para el turno vespertino, pero el problema que plantean en la sentada es que la práctica coincide con el horario en que cursan la especialidad de Danza Clásica y Contemporánea.

“Si bien tampoco está bueno perder dos semanas seguidas de Bachiller, Danza es algo que si vos no hacés por dos semanas en el cuerpo se nota un montón. La danza no se aprende solo teóricamente, lo tenés que hacer para aprenderla y te tiene que pasar por el cuerpo”, completó la referente estudiantil.

“Además las especializaciones de la tarde son cursos mixtos de distintos niveles (quinto, cuarto, tercero), entonces quienes no van a las prácticas laborales siguen avanzado en los contenidos y la otra mitad se atrasa. Encima muchos chicos de quinto año trabajan ya”, añadió Cervi.

No solo se manifestaron lxs estudiantes de quinto año, sino todos los niveles de la escuela que se comprometieron con la causa. “Participan estudiantes de primero a quinto porque comprendimos que al fin y al cabo nos va a tocar a todos”, dijo Cervi.

La sentada comenzó a las 7.30 y terminó cerca del mediodía. Allí desayunaron, pasaron música popular, conversaron y bailaron chacarera simple y zamba. También pegaron carteles en las paredes y árboles con mensajes para interpelar a los pocos transeúntes de la zona que decían: “Con las escuelas de arte, no”; “El Gobierno de la Ciudad mata artistas”; “Con nuestra carrera, con la danza, con el arte, no”.

Fotos: Florencia Ferioli

Desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Temis Saccomanno, docente e integrante de la Secretaría de Educación Artística, señaló a El Grito del Sur que “las pasantías laborales, con la excusa de nominarlas como ‘habilidades blandas’, están desarrolladas a espaldas de las comunidades y ni que hablar de los sindicatos, pero es algo que perjudica a los propios lenguajes artísticos de las escuelas. Hay materias que son troncales para Danza, Teatro, Visuales y esto, en los tiempos en lo que estamos de post pandemia, son vitales, cruciales, tienen una evaluación distinta. Si esta cursada caprichosa se da afectando a esos talleres donde lxs pibxs cursan estos saberes, el resultado es éste, el rechazo de plano. Y como sindicato nosotros seguimos y apoyamos la voluntad de las comunidades”.

Por su parte, Candela Rodríguez, estudiante de quinto año de la especialización Folklóricas, a quien todavía no le tocó iniciar las prácticas pero acompañó la sentada, dijo a El Grito del Sur: “Nosotrxs elegimos todos los días venir a esta escuela, nos encanta la carrera. A mí me gusta la idea de acercarnos al mundo laboral, pero el hecho de que me ocupe en horario en la carrera en la que estoy por recibirme como intérprete de Danza, no me parece justo y podría ser en cualquier otro horario si es que lo quieren implementar. Que tengan en cuenta a los colegios artísticos”.

Durante la sentada la regente les anunció a quienes se manifestaron un avance con respecto al reclamo, pero decidieron continuar con la sentada hasta tener confirmaciones. “Lo que nos acaban de avisar es que las prácticas se suspenden por esta semana hasta que nos bajen un proyecto que sea para realizar las prácticas a la mañana, en el horario del bachiller. Hay que ver cómo se resuelve porque capaz nos dicen ‘no, no encontramos nada’ o nos mandan a un lugar a la mañana, pero en el distrito 2, por eso seguimos con la medida -que decidimos en asamblea-, porque hasta que no pase no estamos seguros, ya nos ha pasado con otros temas que al final no cumplen”, explicó Cervi.

Valentina Ahumada, estudiante de quinto año de orientación de Clásico y Contemporáneo, empezó con las prácticas laborales la semana pasada en la escuela de música ubicada sobre la calle Camarones y Avenida Segurola, en el barrio porteño de Floresta, donde se imparten clases de violín, viola, violonchelo, contrabajo, flautas, clarinete, trompeta, trombón, corno, piano y guitarra.

“La primera semana fue de observación a los profesores -contó a El Grito del Sur-, para ver cómo daban la clase y cómo se manejaban con lxs chicxs. Mucho de danza no hay, solo expresión corporal y folklore, pero de instrumentos nosotrxs no tenemos ni idea, solo sabemos algo de guitarra, pero los demás instrumentos no. Ayer di una actividad para nenxs más chiquitxs, era como un juego y estaba la docente presente que nos ayudaba y aconsejaba. El tema es que yo vivo muy lejos de la escuela, en Laferrere, y tengo una hora y media de viaje. Me toca ir -a la práctica laboral- de 18 a 20 y me interrumpe casi toda clase de danza -que es de 18 a 22-, y a mí me interesa formarme en danza y terminar la carrera de intérprete”.

Fotos: Florencia Ferioli

También, la alumna Leila El Jaber, estudiante de quinto año de Danzas Clásicas turno vespertino, contó que empezó con las prácticas laborales la semana pasada de 18 a 20.10 en la Escuela de Música N°3 del distrito escolar 17 -escuela destinada a niñxs de edad escolar de niveles inicial y primario, desde los 5 años, ubicada en Villa del Parque – y agregó: “Yo no quiero ser profesora, prefiero ir a clases de danza y no perdérmelas, pero toda esta semana no fui porque no puedo ir a las prácticas laborales y después volver a la escuela. Por otra parte, si bien yo por ahora no trabajo, sí tengo compañerxs que se les complicaba porque no pueden faltar al trabajo dos semanas seguidas”.

A su vez, Leila dijo que si bien su familia no está de acuerdo con las prácticas laborales â€œno saben lo que podría pasar si no cumplo las horas que nos piden, entonces no les quedó otra que autorizarme, no sabían si nos retienen el título o qué pasa a fin de año si no cumplo”, concluyó.

Con respecto a las prácticas que les tocó iniciar, Paula Cervi señaló además que “lo que nos proponen es trabajar con chicxs muy chicos, desde 5 años, y por ahí todavía no tenemos conocimientos pedagógicos tan afianzados como para impartir y los de la escuela -de música- que nos reciben tampoco están muy de acuerdo con esta situación: se supone que nosotros iríamos las escuelas de música como ayudantes, pero no tenemos conocimientos de música. Hay chicas que les tocó ir a observar una clase de violonchelo y no sabían qué hacer porque nosotros no tocamos esa clase de instrumentos, estudiamos danza”.

No es la primera vez que el Danzas se moviliza. Ya lo hicieron cuando el Gobierno de la Ciudad comenzó a implementar el plan de las Secundarias del Futuro. En ese momento, para que no se implementase la reforma, tomaron el colegio. “Pero la hicieron igual”, recuerda Paula, y “lo de las prácticas laborales pensamos que no iba a ocurrir, pero ocurrió, y fue algo que si bien se venía especulando nos avisaron de un día para el otro», concluyó.

Compartí

Comentarios