Insólita compra del Ejecutivo porteño

Larreta gasta 16 millones en televisores, pero sigue sin entregar netbooks en barrios populares

La Ciudad y otra licitación de escándalo: 16 millones de pesos en televisores de última generación de los que gozarán sus funcionarios. Mientras tanto, la comunidad educativa continúa reclamando netbooks y la conectividad necesaria para que les pibes de los barrios puedan estudiar, tal como lo exige un fallo judicial.

El Gobierno de la Ciudad gastará unos 16 millones de pesos en la adquisición de un juego de 190 televisores LED y Smarts TV, con sus respectivos accesorios, que serán destinados a las distintas oficinas de gestión de los ministerios porteños. Si bien se trata de una licitación que se lanzó el año pasado, el proceso se había congelado en la etapa de preadjudicación, hasta que a mediados de agosto el Ministerio de Hacienda decidió avanzar y cerrar la operación.

Este nuevo gasto se suma a una larga lista en la que rankean egresos absurdos y lindantes con el negociado como los 80 millones de pesos que se fueron en disciplinas de tiro, los 5 millones de pesos que costaron apenas 100 metros de vereda en el Bajo y los 30 mil dólares para un bowling. Una lista que pone los pelos de punta a las organizaciones y sindicatos que le exigen al Ejecutivo porteño que cumpla con los fallos judiciales que lo obligan a adquirir netbooks y a proveer conectividad hacia los barrios populares.

En este caso, se trata de una licitación de 2019 congelada primero y resuelta después, en plena pandemia, para proveer televisores de última tecnología a los propios funcionarios del Gobierno de la Ciudad. Se compraron, por caso, 20 Televisores LCD «FULL HD»de 42 pulgadas, 35 Smarts TV LED de 55 pulgadas y 35 «Displays profesional de 43 pulgadas para proyección de contenido multimedia», entre otros ítems, por un total de 16 millones de pesos.

El gasto contrasta con la subejecución presupuestaria en el Ministerio de Educación porteño, que según reveló este domingo el periodista Gustavo Sarmiento en Tiempo Argentino, tenía el dinero para comprar las notebooks, pero no lo usó. La Subsecretaría de Coordinación Pedagógica y Equidad Educativa sólo ejecutó un tercio de sus recursos en el primer semestre de 2020.

La presidenta de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, Mariana Gagliardi, denunció ayer que el Gobierno porteño sigue poniendo trabas para poder ejercer su rol y controlar las contrataciones realizadas en plena pandemia. “El oficialismo de la Legislatura no permitió avanzar los pedidos de informes ni habilitaron la posibilidad de hacer exámenes especiales”, alertó.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Buscan que haya paridad en los medios de comunicación de la Ciudad